Fecha: 23 mayo, 2022

La Policía Nacional asegura que el investigado se desplazaba desde su domicilio de Laguna de Duero hasta los barrios del Cuatro de Marzo y La Farola para vender hachís y marihuana usando su vehículo para almacenar las sustancias

La Policía Nacional detuvo, el pasado miércoles, a un varón de 36 años de edad y sin antecedentes policiales, por un presunto delito de tráfico de sustancias estupefacientes. La detención se produjo dentro de una operación llevada a cabo contra la venta directa de sustancias estupefacientes a consumidores finales, modalidad conocida como “menudeo”, logrando desmantelar un punto de venta de dichas sustancias, en el marco de la Operación INGENIERO, tal y como se ha informado.

La investigación se iniciaba a mediados del mes de marzo tras recibir diversas informaciones acerca de un individuo que se estaría dedicando a la venta de sustancias estupefacientes, tanto en el barrio de la Farola como en la zona del Cuatro de Marzo de Valladolid. Como consecuencia de las investigaciones realizadas, observaron a un individuo que se desplazaba desde su domicilio ubicado en la localidad de Laguna de Duero hasta los referidos barrios, estacionando su vehículo en calles sin salida o poco transitadas, «donde permanecía en el interior del mismo hasta que recibía una llamada o mensaje a su teléfono móvil, bajándose a continuación del vehículo para dirigirse a un punto concreto, punto previamente establecido con sus clientes, donde realizaba las transacciones de las sustancias estupefacientes a cambio de dinero, siendo sus clientes jóvenes, llegando a observar incluso transacciones a menores de edad», según fuentes policiales.

«Una vez realizada la transacción, regresada a su vehículo, donde permanecía en actitud de espera hasta que recibía una nueva llamada de otro cliente», afirman desde la Policía Nacional. Tal y como se ha explicado, la investigación se ha desarrollado «con gran dificultad, debido a las medidas de seguridad adoptadas por el detenido, sobre todo en los desplazamientos desde su domicilio hasta los lugares donde realizaba las ventas».

El pasado jueves se llevó a cabo un dispositivo policial procediendo a la detención del investigado. En el momento del arresto, llevaba oculto, según la policía, en un habitáculo en el interior del vehículo, ocho bolsitas auto-cierre con sustancia estupefaciente en su interior, de distintas cantidades, preparadas para su venta directa, según las demandas de sus clientes. Entre el material intervenido destacan 325 gramos de hachís, 230 gramos de marihuana y 440 euros en efectivo, así como numerosos efectos para la elaboración y venta de las sustancias estupefacientes al menudeo.

El valor total de las sustancias intervenidas en el mercado ilícito asciende a 2.800 euros, según fuentes policiales. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 en funciones de guardia de Valladolid que decretó su libertad con cargos. Con esta operación «se da por desarticulado un importante punto de venta de droga al menudeo en Valladolid, siendo realizada por agentes del Grupo VIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Valladolid», según se ha señalado.