Fecha

Tras la polémica suscitada por el ‘remix del Cara al Sol’, el grupo municipal defiende la libertad de expresión, si bien apunta al “respeto a los sentimientos ideológicos y religiosos de los ciudadanos”

Tras la polémica desatada, semanas atrás, a causa del incidente relacionado con el remix del ‘Cara al Sol’ que sonó en la discomovida de estas fiestas, desde el grupo municipal Vox han salido al paso señalando que “si bien la libertad de expresión es un valor constitucional y debe ser preservado, también lo es el respeto a los sentimientos ideológicos y religiosos de los ciudadanos”.

En este sentido, para Vox, “la cuestión de fondo realmente importante es que el dinero público no puede ser utilizado para patrocinar banderías políticas de ningún signo ni ataques a la Fe Católica desde canciones y utilización de símbolos religiosos que hiera la sensibilidad de muchos laguneros”. Así, y argumentando “la necesidad de que la utilización de los recursos públicos se haga de manera respetuosa”, desde Vox apuntan que “mientras que la reproducción del remix Cara al sol se produjo en circunstancias no aclaradas, la actuación de Mägo de Oz, no fue accidental ni descontrolada”.

Derecho a decidir sobre la educación en base a convicciones y creencias

En el pleno del mes de septiembre, celebrado este martes, Vox también presentará una moción “a favor del derecho y consentimiento expreso de los padres o tutores para decidir sobre la educación de sus hijos según sus convicciones y creencias”. Según esta moción, el grupo municipal solicitará “que el Ayuntamiento de Laguna de Duero, no organice, promocione ni subvencione ninguna actividad extra-escolar, taller, charla o cualquier otra acción con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales sin el consentimiento expreso de los Padres o Tutores de los menores”.

Con el mismo objetivo, propondrá que “en el caso de que el Centro educativo, Ia AMPA del Centro o cualquier otra persona o entidad promueva una actividad con los contenidos citados en el párrafo anterior, sea necesaria la Autorización Expresa de Consentimiento de los Padres o Tutores. Así, plantean “que dicha solicitud de autorización deberá ser remitida a los Padres o Tutores con la antelación suficiente, con una breve descripción de la actividad, sus contenidos objetivos, materiales, fecha, duración, nombre y titulación de la persona que lo imparte y entidad responsable de su organización o dirección, para que los Padres o Tutores puedan informarse y dar el consentimiento o no, para que el alumno asista a dicha actividad”.

Con esta medida, desde Vox se pretende que el Ayuntamiento “profundice y desarrolle los valores constitucionales de la libertad, el pluralismo y el derecho de los Padres a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.