Fecha: 10 noviembre, 2016

Agentes de la Policía Nacional efectuaron un registro en su vivienda y le intervinieron cinco discos duros con miles de archivos. El arresto forma parte de una operación policial a nivel nacional que se ha saldado con un total de 56 detenidos en todo el país

Un varón de 59 años de edad, vecino de Laguna de Duero, ha sido detenido en el marco de una operación policial contra una red de pedofilia que se ha producido a nivel nacional dejando un total de 56 detenidos en todo el país. La detención se ha llevado a cabo en nuestro municipio después de que los agentes efectuasen un registro en su domicilio e interviniesen cinco discos duros con miles de archivos. Tal y como ha informado Luis Miguel Lozano, el inspector y portavoz de prensa de la Policía Nacional de Valladolid, el detenido se encuentra actualmente en libertad con cargos a la espera de que la autoridad judicial determine la pena en que pueda haber incurrido.

En su conjunto, la operación policial se ha saldado con tres detenciones de pedófilos en Burgos, Valladolid y León entre los 56 efectuadas en varias provincias por su implicación a la hora de distribuir por Internet imágenes de abusos de extrema gravedad a menores de muy corta edad. La mayoría de los arrestados tienen edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, y algunos de ellos ya habían sido arrestados con anterioridad por hechos de idéntica naturaleza, según informaron hoy fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Los detenidos compartían archivos con material pornográfico infantil a través de redes ‘Peer to Peer’, uno de los sistemas más utilizados para intercambiar este tipo de contenido delictivo. Los agentes se han incautado de numerosos ordenadores, más de 173 discos duros y 614 discos compactos y DVD’s con varios gigas de fotografías y vídeos ilícitos protagonizados por niños y niñas. Para la materialización de esta operación ha sido precisa la actuación de más de 150 agentes y de 46 juzgados de instrucción de toda España.

La investigación, que se ha prolongado durante año y medio, se ha convertido en uno de los operativos más importantes contra la distribución de material pedófilo en el presente año, tanto en número de detenidos, como en volumen de archivos pornográficos de niños y niñas compartidos. A principios de 2015 los agentes comenzaron a rastrear una red P2P para identificar a usuarios que pudieran estar distribuyendo material pornográfico de menores en Internet.

Una vez monitorizada la red, los investigadores realizaron un análisis de la información generada y lograron identificar a 73 usuarios de interés pedófilo ubicados en España. También se pudo determinar que algunos de los investigados ya habían sido detenidos con anterioridad por hechos de idéntica naturaleza en el marco de otras investigaciones.

150 agentes y 46 juzgados

Para la materialización de esta operación ha sido precisa la actuación de más de 150 agentes policiales adscritos a los grupos de investigación de delitos tecnológicos de diferentes unidades territoriales de Policía Judicial, además de los integrantes del Grupo Tercero de Protección al Menor de la Brigada Central de Investigación Tecnológica de Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial. Del mismo modo han intervenido 46 Juzgados de Instrucción repartidos por toda España.

La operación ha culminado con la detención de 56 personas y tres más investigadas no detenidas. Las detenciones se han practicado en las provincias de Madrid (11), Barcelona (8), Baleares (4), Valencia (3), Zaragoza (3), Alicante (3), La Rioja (2), Santander (2), Almería (1), Burgos (1), Murcia (1), Teruel (1), A Coruña (1), Pontevedra (1), Lleida (1), Girona (1), Guipúzcoa (1), Tenerife (1), Cádiz (1), Tarragona (1), Vizcaya (1), León (1), Valladolid (1), Huelva (1), Toledo (1), Sevilla,(1), Málaga (1), Ciudad Real (1).

Examen exhaustivo del material

Los investigadores continúan realizando un examen exhaustivo del ingente material informático intervenido a fin de determinar la posible existencia de delitos de abusos sexuales sobre menores por parte de alguno de los implicados -además del delito de producción de material pedófilo- o para determinar posibles conexiones con otros pedófilos o pederastas que interactúen en la red.

La operación se ha llevado a cabo por agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial con la colaboración de 33 unidades territoriales de Policía Judicial.