Fecha: 17 marzo, 2016

El Ayuntamiento considera que supondría «una pérdida patrimonial cercana a los 6 millones de euros» y ha enviado una oferta alternativa para rescatar el patrimonio municipal condicionada a su aprobación por parte del pleno

El pleno extraordinario celebrado por el Ayuntamiento de Laguna de Duero el pasado lunes se saldó sin un acuerdo de la corporación municipal para el rescate del patrimonio de la sociedad Prado Boyal, en proceso judicial de liquidación concursal.

Tanto independientes como socialistas llegaban a esta sesión plenaria, convocada de urgencia, con la propuesta en firme de llevar a cabo una oferta al administrador concursal para la compra en su totalidad de los bienes patrimoniales de Prado Boyal, es decir, del suelo industrial y de los diversos inmuebles adscritos a dicha sociedad municipal en el pasado. La premura se producía ante la oferta presentada al administrador concursal por parte de un empresario para adquirir un total de 29.732 metros cuadrados por un importe de 446.000 euros. Dicha superficie comprende 19 de las 27 parcelas, aproximadamente el 60% del patrimonio de Prado Boyal. El plazo fijado por la Administración Concursal para presentar ofertas sobre dicho patrimonio concluía el pasado martes 15 de marzo.

El equipo de gobierno -IL y PSOE- planteó al pleno la presentación de una oferta para la recuperación de la totalidad del patrimonio de Prado Boyal, que además del suelo industrial del polígono de los Alamares, comprende las oficinas de la sociedad en la calle Caballeros, un local en la calle Camilo José Cela, dos parcelas del sector 18 y el edificio del CEAS. Teniendo en cuenta que sobre algunos de estos bienes pesan cargas hipotecarias por importe superior a los 150.000 euros, la oferta propuesta por el gobierno municipal se elevaría a los 943.757 euros.

El debate plenario se abrió con el turno del portavoz de Ciudadanos, Tomás Álvarez, quien apoyó la propuesta de recuperar dicho patrimonio municipal, si bien matizó que «debemos saber cómo hemos llegado a esta situación». Desde IU-Laguna en Marcha, Jesús Salamanca se mostró crítico la premura con la que se había convocado el pleno: «No se nos puede hacer llegar este expediente a las 20:00 horas del viernes cuando se trata de un tema tan complejo». Salamanca manifestó sus recelos sobre la oferta presentada por el empresario, afirmando que «se van a pagar 15 euros por metro cuadrados, algo que huele a chamusquina y podría ser fraudulento». Laguna Sí Se Puede no se posicionó ni a favor ni en contra de la propuesta del equipo de gobierno, ya que, según Jesús Sáez, «hay poca información sobre Prado Boyal, y los informes técnicos difieren de lo que dice el equipo de gobierno».

Llegado su turno, el portavoz del PP y exalcalde, Luis Minguela, afirmó que la iniciativa de presentar una oferta municipal alternativa “adolece de todo, hay elementos esenciales que no se tienen en cuenta, que incluso no sé si cumplen con todos los requisitos legales. No conocemos de la capacidad del Ayuntamiento para endeudarse, ya que por ejemplo en el polígono de los Alamares se necesita de una inversión importante para llevar a cabo el colector previsto y actualmente está sin recibir». En referencia a la cuantía total a pagar, Minguela señaló que «no es concebible asumir una inversión tan importante sin ni siquiera haber aprobado el presupuesto municipal. Nos están pidiendo que nos tiremos a una piscina que no tiene agua”.

Juan José Tomás Biosca, teniente de alcalde socialista, respondió al portavoz del PP apelando a la necesidad de salvaguardar el patrimonio municipal, lo que, a su juicio, pasa por rescatar todos los bienes de la sociedad Prado Boyal. Biosca defendió la viabilidad financiera de la oferta y rechazó los argumentos de Minguela: «me deja perplejo cómo en cuatro años como alcalde no ha hecho nada, esto es una herencia de usted, que quiere sacar ventajismo político».

Desde Independientes por Laguna, Juan Carlos Rodríguez apeló a la responsabilidad de todos para encontrar soluciones que eviten la pérdida de un patrimonio municipal «por el que hemos trabajado mucho y ahora podemos perder». La sesión plenaria se cerró dejando el acuerdo sobre la mesa a la espera de informe más exhaustivo por parte de la Intervención Municipal sobre la viabilidad jurídico-financiera de la oferta municipal. No obstante, antes de que finalizara el plazo fijado por la Administración Concursal, el equipo de gobierno ha presentado formalmente la oferta, que queda, eso sí, condicionada a la posterior ratificación de la misma por parte del pleno municipal.