Fecha: 17 diciembre, 2015

El número uno del Partido Popular al Congreso, Tomás Burgos, pide el voto «para cerrar las puertas a una coalición de perdedores que pondría en riesgo la recuperación económica»

En la recta final de la campaña, el cabeza de lista al Congreso por el PP de Valladolid, Tomás Burgos, ha visitado Laguna de Duero, donde, en compañía del portavoz municipal y exalcalde, Luis Minguela, ha defendido el voto a su partido como «única garantía de consolidar la senda de la recuperación económica emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy». El candidato ha mostrado su confianza afirmando que su partido «será incuestionablemente el ganador y pretende ganar para gobernar».

«Nuestra trayectoria acredita que estos cuatro años hemos dado la vuelta a una situación dramática. Gracias al esfuerzo de la sociedad hemos conseguido crear empleo, situar España a la cabeza de los países en crecimiento y devolverle credibilidad». Burgos reconoce que «aún queda mucho por hacer para llegar a un futuro sólido y solvente», si bien considera que «no debemos frustrar este camino siguiendo a opciones políticas que representan la incertidumbre o la marcha atrás».

En declaraciones a Laguna al Día, Burgos ha defendido a su partido como «la única opción que garantiza estabilidad, cohesión, avances y progresos» y ha llamado al voto frente a una abstención que «abre las puertas a un gobierno de izquierda que puede derivar en algo inadecuado y contraproducente para el interés general». «Hay acuerdos sobre la base de desalojar al PP, no se respeta la lista más votada y eso no es un verdadero programa de gobierno. Necesitamos proyectos que sumen a la hora de avanzar y dejar atrás retos, no acuerdos de perdedores perjudiciales para el ciudadano que no resuelven los problemas», ha afirmado.

Mayor poder adquisitivo de los pensionistas

Como secretario de estado de la Seguridad Social, Burgos incide en que «para nosotros la prioridad son los pensionistas con nombres y apellidos». Defiende que «en Valladolid las pensiones han crecido hasta un 11%, habiendo aumentado el poder adquisitivo». «Hemos protegido y mejorado el sistema, mejorado la cobertura y estamos orgullosos de no congelar estas prestaciones», afirma el candidato, quien destaca que «el Pacto de Toledo tiene que seguir siendo un marco que garantice el futuro». «Anteriormente se ha producido una sangría a la hucha de las pensiones, y el PSOE reclama que se liguen al IPC cuando esto provocaría que estas se vieran reducidas», ha advertido.

Apuesta por las PYMES, la industria y el desarrollo rural

Tomás Burgos habla de tres ejes económicos del programa. El primero es la apuesta por las PYMES y los autónomos: «la apuesta pasa por favorecer la contratación, reducir las cotizaciones e impuestos y abrir la puerta a la creación de un empleo estable e indefinido, lejos de las contrataciones basura», defiende; el segundo, el impulso a los sectores industriales pujantes como la agricultura o automoción, que considera «auténticos motores del crecimiento económico»; El tercero, el apoyo al entorno rural con un desarrollo «equilibrado y sostenible», el cual han defendido en campaña bajo el lema ‘Mi pueblo no se cierra’.

Objetivos para Castilla y León y Valladolid

Con respecto a las necesidades de la región en relación a infraestructuras, el candidato habla de «asignaturas pendientes» para referirse a los proyectos para desarrollar la autovía del Duero o la que enlace León con Valladolid. Otros objetivos a cumplir son el soterramiento ferroviario en la capital vallisoletana o la construcción de un nuevo carril en la vía que une Tordesillas y Dueñas. En Laguna, «el nuevo acuartelamiento para la Guardia Civil ha quedado postergado por la crisis, pero al igual que estos asuntos requerirá toda la atención de nuestros parlamentarios», ha concluido el candidato.