El mejicano Arturo Gilio salió a hombros tras cortar dos orejas, en una novillada de Prieto de la Cal,  que estuvo por encima de la versión presentada por la terna de novilleros

Desangelada y ante unas 400 personas, se presentaba la primera novillada en honor a la Virgen del Villar 2019. Con un cambio de última hora en la terna de la tarde, tras caerse de Carlos Aranda, los  novilleros Alberto Pozo, triunfador en la feria de Pedradas de San Esteban, Gómez Valenzuela y el mejicano Arturo Gilio , buscarían dar la nota de color a la primera de abono .  Los seis novillos de Prieto de la Cal, cinco jaboneros y uno negro, pusieron el grado de calidad a una tarde gris.

Alberto Pozo fue el primero en saltar al ruedo, pero apenas pudo hacer nada con el capote, en una faena que fue perdiendo fuerza, con dos puyazos, tres pares de banderillas y que acabo descabellando al toro por cuarta ocasión, lo que arrancó los pitos del respetable.  El segundo de la tarde fue para Gómez Valenzuela, quien le quiso poner ganas y mostró cierto desparpajo con la muleta, manejada con temple para dejar respirar al novillo. Erró al entrar a matar, lo que le llevó tener un primer aviso. Ya en el descabello, consiguió finalizar la faena, lo que dejó un simple aplauso del público asistente. El tercero, fue brindado al público por el mejicano Arturo Gilio , quien le puso ganas con unas chicuelinas , que bien le valieron para ganarse una oreja .

El cuarto de la tarde, el único novillo negro,  sería sin duda de lo mejor de la tarde, para un Alberto Pozo que buscaría resarcirse con el público tras una muy mala actuación con el primero. La buena faena con el capote y tras las banderillas, fue ensombrecida por tener que acabar la faena con dos descabellos. El quinto sería de nuevo para Gómez Valenzuela. El albaceteño le puso ganas y una buena estocada le valió una oreja para cerrar una actuación que rozó el aprobado.  El último de la tarde, un novillo jabonero con buen plante, fue para Arturo Gilio , quien tras una faena trabajada , pondría el punto y final con un estoconazo perfecto . Esto le valdría al joven mejicano salir por la puerta grande, pese a tener un susto con este sexto, que no le impidió terminar la corrida.