Fecha: 4 mayo, 2015

Hosteleros y la organización de la carpa no han llegado a un acuerdo ni para que esta se instalase en el recinto ferial,  ni en los horarios propuestos en un principio

Pese a que en el programa de las fiestas en honor a San Pedro Regalado se anunciaba la presencia de una carpa los días 9, 10 y 13 de mayo, esta finalmente se cae dentro del conjunto de actividades propuestas para esta festividad. La razón principal está en la falta de entendimiento y acuerdo entre el organizador de la fiesta y la Asociación de Hostelería recién organizada en el municipio.

Como en ediciones pasadas, el organizador del Evento, Carlos Escalante, llevó a cabo la propuesta al Consistorio de hacer “una carpa para celebrar el festival como en años anteriores, sobre todo pensando en que la juventud del municipio pudiera tener un punto de reunión”.  La publicación sobre las actividades de San Pedro Regalado en un periódico escrito provocó la reacción de alguno de los hosteleros  “quienes se opusieron a la realización de la carpa en dichas condiciones”.

Esta carpa, en un principio y como su organizador afirma, estaba prevista para “la realización de varios conciertos a lo largo de esos días, además de la instalación de una barra y una parrilla, que serviría para subsanar los gastos generados ppr la carpa y que corrían de nuestra cuenta”. Esta instalación iba a ser colocada en el recinto ferial, cercano a la Plaza de Toros, algo que no era del agrado de los hosteleros «al no encontrarse dentro del núcleo del municipio».

La reacción del gremio de la hostelería no se hizo esperar, sobre todo atendiendo a su “oposición a la colocación de la carpa con fines relacionados con nuestro sector”.  La asociación alega que “son los hosteleros junto con las asociaciones taurinas los que promueven esta fiesta, y que la instalación de este tipo de servicios deben correr a cargo de profesionales de este negocio”. También creen que la colocación y el horario de apertura de esta carpa no les favorecen “ya que los perjuicios son mayores que el beneficio para el propio gremio o los vecinos del municipio”.

El organizador ante esta situación planteó que fueran “los hosteleros y en concreto la asociación quien gestionara la barra, algo a lo que se negaron al considerar que eso tendría que haber salido a concurso entre los bares interesados”. Según Escalante no habrá carpa tampoco, porque “la propuesta de abrir de 17:00 a 23:00 horas no satisfacía las necesidades para las que en un principio se accedió a poner la carpa” cuya intención no era otra que “la de dinamizar la fiesta y que la juventud tuviera un sitio donde recogerse ante la falta de peñas en el municipio”.