Fecha: 11 diciembre, 2019

El sindicato denuncia que algunos enfermeros tienen asignados 3.000 pacientes, calificando la situación de “insostenible”, “muy preocupante” y «de riesgo para la salud de los ciudadanos»

El Sindicato de Enfermería (Satse), en Valladolid exigió este miércoles la contratación de dos enfermeros más en el centro de salud de Laguna de Duero, tras denunciar que hay algunos profesionales que tienen asignados hasta 3.000 pacientes. Satse señaló que estos enfermeros no solo atienden sus cupos sino que deben realizar extracciones, electrocardiogramas, espirometrías y asistir las urgencias que acuden al centro.

En concreto, pusieron el ejemplo de la enfermera del Consultorio de Boecillo (dependiente del Centro de Salud de Laguna de Duero), que atiende a 2.530 pacientes, ya que asume dos cupos médicos: uno de 1.536 usuarios y otro de 994. Otro profesional asume la asistencia de 3.436 pacientes de dos cupos médicos (1.748 y 1.688 usuarios, en cada caso).

El sindicato calificó la situación de “insostenible” y “muy preocupante”, al precisar que la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos estos profesionales es “tremenda”. Además, la falta de sustituciones hace que los enfermeros del centro se vean obligados a sumar a esta cifra de pacientes las acumulaciones de trabajo de otros compañeros.

Satse consideró que la falta de profesionales es un “claro riesgo” para la salud y seguridad de los ciudadanos, ya que la ratio de estos profesionales por mil habitantes en Valladolid es de 4,24 mientras que en Europa es 8,8 enfermeras y enfermeros por esa población.