Fecha: 15 diciembre, 2015

El procurador de IU en las Cortes acudió este martes a Laguna de Duero a apoyar la candidatura encabezada por Alberto Garzón a las próximas elecciones generales, de la que forman parte Ana Olivar y Nieves Muñomer, vecinas del municipio 

El restaurante La Bejarana fue el lugar elegido para la presentación del programa electoral de Unidad Popular, la candidatura participada por IU a los comicios del 20-D. En el transcurso de un desayuno compartido con varios miembros de la candidatura, así como con el edil Jesús Salamanca, Sarrión expuso  los ejes programáticos de la oferta electoral encabezada por Alberto Garzón. Ana Olivar -número tres al Senado por Valladolid-, se muestra «ilusionada» en que Unidad Popular «sea la sorpresa de estas generales».

«En esta campaña no se están tratando temas como los recortes, el paro y la precariedad laboral», se lamenta Sarrión, quien rechaza «la supuesta recuperación económica de la que habla el Gobierno» y tilda de «estructurales» e «irreversibles» los recortes. «En Castilla y León no hay presupuesto para educación, sanidad u obras públicas porque el PP y el PSOE decidieron cambiar la Constitución y priorizar la deuda por encima de los derechos sociales», denuncia el procurador regional.

Sarrión afirma que, según el INE, «60.000 personas van a pasar frío este invierno en nuestra comunidad, y mientras la Junta propone negociar con Endesa e Iberdrola para abaratar un poco la electricidad a 8.000 de ellas, otras 52.000 seguirán afectadas». «Hemos propuesto crear una partida para que nadie pase frío en Castilla y León, y como solución definitiva, nacionalizar el sector energético y no depender de entidades privadas que han subido los precios el 52% en los últimos años».

Tetrapartidismo

«Necesitamos replantear por completo el sistema económico y político de España mediante un nuevo proceso constituyente para que la economía esté al servicio de la ciudadanía y no al revés», afirma Sarrión, quien cree que «Unidad Popular es la única fuerza que apuesta por ello para solucionar el paro y los recortes», mientras que «el tetrapartidismo y sus integrantes no se atreven a reformar ni a tocar los pilares del sistema: la troika, la OTAN y la monarquía».

Preguntado acerca de los llamamientos al «voto útil», Sarrión ha declarado a Laguna al Día que «esta ha sido siempre una herramienta peligrosísima para capitalizar votos». «Hace ocho años pudimos echar a León de la Riva del Ayuntamiento de Valladolid y no fue posible porque el voto útil se convirtió en inútil desplazándose al PSOE; hay que votar los programas que uno defiende y necesitamos una fuerza que siga diciendo la verdad y esté claramente enfrentada a los poderes que gobiernan este país; Aquí no mandan los gobiernos, sino el poder financiero: PP y PSOE son herramientas de la gran empresa», concluyó el procurador.