Fecha: 30 septiembre, 2021

La lagunera, impulsora de ‘Nutrición con gusto’, desgrana distintas teorías sobre la alimentación que, a menudo, se toman por ciertas sin serlo necesariamente.

No es oro todo lo que reluce ni es verdad todo lo que se lee. He aquí una lista de los mitos más sonados.

EL HUEVO ES MALO PARA EL COLESTEROL: Este alimento ha sido injustamente criticado, porque en realidad es un alimento, en su conjunto, sano. Para empezar, hay que tener en cuenta que es mucho más influyente el colesterol que fabrica nuestro cuerpo (desde el hígado), que el que tomamos directamente con la dieta. Para entenderlo mejor, el colesterol que consumimos se encuentra en alimentos de origen animal no vegetal. Una sardina, como es un animal, tiene colesterol, pero su tipo de grasa (poliinsaturada) nos ayudará a reducirlo. Por tanto, tenemos un alimento que tiene colesterol pero que podría ayudarnos a bajarlo. Por otro lado, podemos coger bollería industrial de origen vegetal, que no tiene colesterol, pero si se ha usado aceite de palma o de coco, tendrá mucha grasa saturada y esa grasa aumenta nuestros niveles sanguíneos de colesterol. De esta manera, un alimento sin colesterol podría acarrear un aumento. Aunque el huevo sea rico en colesterol, no sube el colesterol ni incrementa el riesgo cardiovascular, por lo que no está justificada una restricción generalizada. De hecho, el huevo es un alimento muy saciante, con una fantástica calidad de proteínas y una grasa saludable.

EL AGUA CON LIMÓN TE AYUDA A ADELGAZAR: Todas las propiedades beneficiosas que tiene el agua con limón son las de beber un vaso de agua y tomarnos un limón. Es decir, beber agua que hidrata y comer un limón que tiene vitamina C. No tiene mayores propiedades que estas. De poco sirve tomarse un vaso de agua con limón en ayunas si luego la alimentación del resto del día está conformada por alimentos malsanos. Tu alimentación no pasa a ser mejor por tomar un vaso de agua y limón por la mañana. Siempre va a ser primordial asegurar unas ingestas saludables a lo largo del día, bebiendo agua suficiente y donde se puede incluir limón u otras frutas o verduras ricas en vitamina C en las comidas.

HAY QUE COMER 5 VECES AL DÍA: No hay ninguna evidencia científica que diga que hay que comer cinco comidas diarias. De hecho, se encuentran en igualdad de condiciones, tanto en pérdida de peso como en mantenimiento, aquellas personas que comen entre tres y cinco veces. “¿Y si no tengo hambre en el almuerzo o en la merienda?” entonces no hace falta que comas nada, espera a las comidas principales o corres el riesgo de perder la relación hambre-saciedad. ¿Y qué pasa con el “hay que llegar a las comidas principales con hambre”? No es necesario, si tienes hambre entre las comidas principales, almuerza o merienda, pero elige alimentos saludables cuando tengas hambre. No hay que comer cinco comidas al día necesariamente, lo importante
es que las que realices sean saludables y que respondan a hambre real.

LA GRASA ES MALA Y EL AGUACATE, LAS ACEITUNAS Y LOS FRUTOS SECOS ENGORDAN: Estos alimentos no solo no engordan, sino que, además, pueden ser útiles para combatir la obesidad dentro de un patrón dietético saludable. Son grasas saludables, con un alto contenido en fibra y con un alto poder saciante. Y, por otro lado, el consumo de estos alimentos, sobre todo entre horas, desplaza el de otros productos ultraprocesados mucho menos recomendables. Los beneficios que nos aportan estos alimentos son mucho mayores que las calorías que nos pueden aportar.

EL VINO ES BUENO PARA EL CORAZÓN: El reverastrol es un estilbeno que se encuentra en diversos alimentos de origen vegetal: uva, tomate, cacahuetes, manzana, etc. Se han demostrado numerosas propiedades beneficiosas de este compuesto, entre las que destacan: antiedad, protección frente a cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares, antiinflamatorios, antioxidante, etc. Pero la dosis necesaria para alcanzar dichas propiedades es de 1 gramo de reverastrol diario, por lo que tendríamos que consumir cantidades inviables de estas bebidas: 3448 litros de vino rosado, 17544 litros de vino blanco ó 2762 litros de vino tinto. ¿Te sigue pareciendo una opción saludable? Si todavía no quieres renunciar a tus copas diarias, a ver si te convenzo recordándote que el alcohol es una droga neurotóxica y hepatotóxica, relacionada con un sinfín de enfermedades.

LOS CARBOHIDRATOS ENGORDAN POR LA NOCHE: ¿Qué pasa cuando tomas hidratos de carbono por la noche? Salvo contadas ocasiones, casi lo mismo que si los tomas durante el día. Lo verdaderamente importante –y que explicará lo que sucede en tu organismo– viene determinado por el tipo de alimento que tomas, y cómo de llenas están tus reservas en ese momento. ¿Es lo mismo cenar un donut que un arroz integral? Evidentemente no, y ambos son hidratos de carbono. No te preocupes de la hora a la que tomes los hidratos, ¡preocúpate de cuáles tomas!