Fecha: 13 junio, 2015

Con 13 votos de sus concejales, unidos a los del PSOE y de Laguna sí se Puede, el líder independiente toma el relevo de Luis Minguela en la Alcaldía.

“Esto supone una gran responsabilidad, pero también una gran ilusión y un gran reto”. Con estas palabras tomaba posesión el nuevo alcalde de Laguna de Duero, Román Rodríguez, de Independientes por Laguna, quien se mostró muy emocionado al hablar del apoyo de su familia y su equipo en esta nueva etapa. Habló también de “estar al servicio público y de la ciudadanía, con principios de cercanía, dialogo y trabajo permanente. Vamos a hacer oír vuestra voz.  Nuestro despacho va a estar abierto las 24 horas del día”, concluyó.

Por su parte, el nuevo Teniente, Alcalde Juan José Biosca del PSOE, afirmó haber apoyado a Independientes en “una labor de responsabilidad y sin mirar atrás. Lo que nos han transmitido nuestros vecinos es que abriéramos un proceso de diálogo y un cambio en la forma de hacer política, porque creemos que es posible una nueva forma de gestionar este Ayuntamiento y un municipio de puertas de Cristal”.

El alcalde saliente, Luis Minguela, del Partido Popular, abrió su discurso hablando del significado de la palabra lealtad – en alusión a ese pacto anterior con independientes -. Confirmaba que “los perdedores de estas elecciones municipales se han unido cegados solo por la idea de aniquilar al Partido Popular sin mirar ni siquiera cuales eran sus programas electorales”. Minguela concluyó prometiendo una oposición “por el bien del municipio”.

Jesús Sáez, que entra en el consistorio con su Agrupación de electores, Laguna sí se Puede, aprovechó el discurso para decir que “están obligados a trabajar con honradez y honestidad para llevar a cabo nuestras propuestas del programa electoral, proponiendo que sean los vecinos los que también participen de la vida y los acuerdos políticos”.

Jesús Salamanca, de Izquierda Unida, se mostró muy crítico con el nuevo equipo de gobierno, afirmando que “hay algún grupo que debería hacérselo mirar, pues la última semana ha sido un sainete –en referencia a los múltiples cambios- . No nos creamos el discurso de que Laguna ha pedido cambio, pues quien hoy se sienta de alcalde lleva como concejal 24 años”.

Tomas Álvarez, de Ciudadanos, denunció “el fraude de las pasadas elecciones, donde muchas personas que querían votarnos a nosotros, cogieron la papeleta equivocada de un partido con parecidas siglas”. Respecto a su voto fue para Luis Minguela, “ya que llegamos a un acuerdo solo para su investidura, un acuerdo que busca la transparencia y regeneración democrática“.