Fecha: 17 mayo, 2016

El alcalde asegura que devolverá a los vecinos su esfuerzo a través de servicios e infraestructuras de calidad

Para el primer edil, el balance de estos primeros meses en el gobierno es “razonablemente bueno”. Tras incidir en que dedica más de diez horas cada jornada a atender los asuntos municipales – “siempre estoy pendiente de cómo está el municipio y qué medidas se pueden adoptar para mejorarlo”- Román Rodríguez considera que “se está trabajando bien y mucho” para que el vecino reciba el mejor servicio. “Lo primero que hemos hecho es poner en marcha la EBAR para la depuración de aguas y el proyecto de las luminarias”, destaca el alcalde, quien valora positivamente el superávit de casi dos millones de euros pero va más allá y considera que aún queda mucho por hacer. “Las carencias en infraestructuras son importantes y las necesidades de los vecinos, múltiples”, destaca, afirmando que, con las cuentas saneadas, “devolveremos a los vecinos su esfuerzo”.

En cuanto a los presupuestos para 2016, el primer edil reconoce que “se han aprobado demasiado tarde”, y se compromete a aprobar los de 2017 antes de que acabe el año. Entre las previsiones de inversión destaca el centro joven, el arreglo de las piscinas, las nuevas infraestructuras de agua y saneamiento y, en el plano deportivo, anuncia la intención de acometer mejoras en el polideportivo, los campos de fútbol y las pistas de juegos autóctonos. En este sentido, el primer edil insiste en la apuesta por llevar a cabo la organización del Campeonato Cadete a Nivel Nacional de Baloncesto, Jornadas de Judo, Kick Boxing o el maratón por equipos de Castilla y León.

En cuanto a Juventud, Rodríguez afirma que “se trata de favorecer la emancipación de los jóvenes con la inscripción al Sistema Nacional de Garantía Juvenil”, siendo el único municipio de la región adscrito al mismo.”Queremos incentivar la actividad de los colectivos juveniles, y ya elaboramos anualmente más de 400 carnets joven europeo.

La limpieza del municipio es otro asunto con el que el alcalde quiere involucrar a los vecinos para que, incluso, den sus ideas. “No solo depende de nosotros, sino de todos”, destaca, añadiendo que “estamos llevando a cabo campañas de concienciación, limpieza y arreglo de calles, y el próximo objetivo es la eliminación de barreras arquitectónicas”.

En cuanto a la situación del personal municipal, el primer edil afirma que “se está trabajando muy duro en intentar resolver la conflictividad laboral existente por un cúmulo de circunstancias y sentencias anteriores”, y anuncia que, en breve, la tramitación de las reivindicaciones y la R.P.T. garantizarán una paz laboral que repercuta en la mejora y eficiencia de los servicios para los vecinos. “Seguiremos trabajando con transparencia y honradez” asegura el alcalde.