Independientes por Laguna contó en la investidura con los apoyos de PP y Ciudadanos, de acuerdo al pacto que se hizo público este viernes, y dispondrá en su equipo de gobierno de 13 ediles

Un abarrotado salón de plenos fue testigo, este sábado, de la toma de posesión de Román Rodríguez, quien ha renovado su cargo como alcalde gracias al pacto firmado por PP y Ciudadanos, el cual se dio a conocer este viernes. De esta manera, Rodríguez tomó su bastón de mando con 13 votos a favor -7 de los ediles de IL, 4 de los populares y 2 de Ciudadanos- junto a quienes compondrá el nuevo equipo de gobierno. Por su parte, tanto PSOE como IU-TLP y Podemos se votaron a sí mismos durante el proceso, mientras que la concejal de Vox prefirió el camino de la abstención.

En su discurso como alcalde reelegido, Román Rodríguez hizo hincapié en “el reconocimiento de los vecinos por el trabajo y esfuerzo realizado” y garantizó que “no vamos a defraudar esa confianza, la cual supone una gran responsabilidad e ilusión”. En relación al desencuentro, durante las negociaciones, con su anterior socio de gobierno, el PSOE, Rodríguez señaló que “no ha sido posible revalidar el acuerdo con ellos siendo nuestra opción prioritaria, nuestras propuestas no cuadraron con sus expectativas y, a nuestras espaldas, intentaron otro posible pacto para darle la alcaldía a otra persona”.

“Han sido muchos años trabajando por el municipio, y este renovado equipo se va a centrar en los problemas reales de los vecinos, mejorando los recursos públicos municipales, el bienestar social, las políticas sociales y de empleo y la participación ciudadana”, afirmó el primer edil. “La puerta de mi despacho seguirá abierta y seguiré disponible 24 horas”, puntualizó, mostrándose dispuesto a “trabajar por un gobierno transparente y cercano a las personas, dando la mayor prioridad posible a la comunicación con los vecinos”.

Minguela (PP): “El pacto de gobierno es un proyecto común para garantizar la estabilidad democrática”

Por su parte, el portavoz popular, Luis Minguela, quiso transmitir un mensaje “de tranquilidad y de confianza en este nuevo compromiso, el cual se concibe sobre unas premisas sólidas de estabilidad y de eficacia”. “Queremos proporcionar al Ayuntamiento la seguridad y el equilibrio necesario, llegando a acuerdos que permitan la eficiencia de los recursos y la mejora de la vida de los ciudadanos”, apuntó el líder popular. En este sentido, destacó que “un pacto de gobierno no es una reunión de conveniencia ni un reparto de parcelas, sino un proyecto común para sacar adelante la democracia municipal. Queremos revitalizar el debate democrático, para que los vecinos tomen partido en la vida política con energías renovadas”.

Tomás Álvarez (C’s): “Trabajaremos por unas propuestas que mejoren la vida de los vecinos”

El portavos de Ciudadanos, Tomás Álvarez, destacó que “tras cuatro años, el trabajo ha dado sus frutos, y nuestra línea de actuación seguirá siendo la misma: mejorar la vida de nuestros vecinos”. “Trabajaremos por unas propuestas como la Casa de la Juventud, el acceso del Camino de Portillejo o la mejora de la accesibilidad, mostrándonos siempre abiertos a todas las oportunidades que se nos presenten desde otras instituciones”, concluyó.

Juan José Tomás-Biosca (PSOE): “No han demostrado la más mínima intención de negociar nada”

El hasta ahora socio de gobierno de los independientes, Juan José-Tomás Biosca, se mostró especialmente crítico con el alcalde durante su discurso de la toma de posesión. En este sentido, acusó a IL de “haber adoptado la decisión de cogobernar con la derecha a nuestras espaldas”. “Nos enviaron una propuesta a sabiendas de que era inasumible para cualquier partido que se precie, aunque está claro que algunos están dispuestos a darles lo que quieran con tal de llegar al poder”, apuntó Biosca, quien reprocha que a IL “solo le interesaba el reparto de concejalías, y no las propuestas programáticas”. “Los ciudadanos no pueden entender su absoluto giro a la derecha”, concluyó el portavoz socialista.

Jesús Salamanca (IU-TLP): “Estaremos vigilantes en defensa de lo público y de la clase trabajadora”

El portavoz de Izquierda Unida-Toma la Palabra, Jesús Salamanca, se comprometió en su discurso a “seguir en nuestra tarea de oposición, aportando ideas y denunciando irregularidades”. “Hemos presentado más de 60 mociones y 200 preguntas estos cuatro años, seguiremos vigilantes y nuestro libro de cabecera será el programa de IL y PP”, apuntó Salamanca, quien se mostró “en defensa de lo público y de la clase trabajadora, por la transparencia y por la participación vecinal”.

Jesús Sáez (Podemos): “Seguiremos con el mismo talante”

Por su parte, el portavoz de Podemos, Jesús Sáez, destaco que en su partido “no estamos de celebración, puesto que hemos perdido fuerza, pero eso no quita que vayamos a seguir peleando por el bien del municipio”. “Seguiremos en la misma línea, con el mismo talante, a fin de poder avanzar y conseguir logros para los vecinos”, apostilló.

María Isabel Pérez (Vox): “Otorgamos un voto de confianza al nuevo gobierno”

La concejal de Vox, María Isabel Pérez, aprovechó su entrada en la corporación municipal para destacar que “el alcalde nos encontrará dispuestos a apoyar todas las medidas que solucionen problemas, pero no dudaremos en ejercer nuestra responsabilidad desde la oposición”. Pérez justificó su abstención apuntando a que “otorgamos al nuevo equipo de gobierno un voto de confianza, aunque seremos rigurosos y velaremos siempre por los intereses de los laguneros”.