Fecha: 5 julio, 2017

El teniente de alcalde, Juan José Tomás-Biosca, destaca la reducción de la deuda municipal como uno de los principales logros de su gobierno, y anuncia próximas inversiones de gran calado a través de un Plan Estratégico a diez años, con el objetivo, entre otros, de reactivar el Polígono de los Alamares

Para el teniente de alcalde, Juan José Tomás-Biosca (PSOE), la valoración de esta primera mitad de legislatura es “muy positiva”. “Nos encontramos muchos problemas cuando llegamos”, afirma, destacando, como uno de los principales logros del equipo de gobierno, la reducción de una deuda municipal que fija en 3,5 millones. “Con 1.900.000 euros de remanente positivo eliminamos, en 2015, la deuda del pago a proveedores, además de amortizar otros créditos e invertir 1.200.000 euros en la liquidación de Prado Boyal”, señala, valorando positivamente la situación económica actual, con un remanente positivo cercano a los tres millones de euros.

La adquisición del patrimonio de Prado Boyal -valorado en siete millones de euros- prácticamente justifica, para Biosca, su legislatura. “Gracias a una gestión eficiente se consiguió recuperar unos bienes que, de lo contrario, se habrían perdido”, afirma, señalando que “durante cuatro años de gobierno, el PP dejó morir este asunto en los cajones”. Biosca destaca en este punto la recuperación del suelo del Polígono de los Alamares, “cuya activación será la forma de que Laguna crezca económicamente y en empleo”. “A pesar de que hay quien predecía que ninguna empresa apostaría por instalarse aquí, tenemos que decirle a los catastrofistas que tenemos ya varias empresas interesadas”, afirma.

En materia fiscal, Biosca defiende la reforma aprobada por su equipo de gobierno, indicando que “ni aumenta ni reduce la presión fiscal, sino que la distribuye para que quienes más tienen paguen más y que quienes menos tienen paguen menos, bonificando además a las empresas que quieran instalarse en Laguna para generar empleo”.

Otro de los puntos a destacar por Biosca es la apuesta por incrementar las partidas destinadas a los Servicios Sociales. “En solo un año aumentamos el presupuesto en un 39% para ayudar a quienes menos tienen”, afirma, incidiendo en el éxito del programa ‘Mejorando tu verano’, el aumento de los usuarios de Ayuda a Domicilio y el convenio de asesoramiento jurídico con el CEAS.

En cuanto al proyecto de renovación de luminarias, que se encuentra en plena ejecución, el teniente de alcalde recuerda cómo, al llegar al gobierno, “encontramos el expediente archivado, pues por alguna extraña razón alguien no quería que se hiciera. Inmediatamente lo activamos y pedimos al IDAE un préstamo a diez años para poner en marcha este sistema eficiente que va a suponer una reducción del 60% en la factura de la luz”. “Pese a todo, algunos no querían que este proyecto saliera adelante, lo descalifican y no miran por los vecinos”, lamenta.

En materia de Urbanismo, Biosca avanza que el nuevo PGOU “se encuentra en licitación, a punto de adjudicarse”. “Hay quien se empeña en decir que fui yo el que me cargué el PGOU, y nada más lejos de la realidad”, señala. “Nosotros nos vimos obligados a impugnarlo porque tenía defectos antijurídicos, lo llevamos al TSJ y al Tribunal Supremo y alguna razón teníamos cuando la justicia lo anuló”, afirma, incidiendo en que “si lo tuviera que hacer hoy lo volvería a hacer”. Para Biosca, “esto no es hacer política, es hacer las cosas con arreglo al Estado de Derecho”.

La aprobación de este nuevo PGOU irá de la mano de un Plan Estratégico de inversiones y para la mejora de las infraestructuras, pues, según Biosca, “sirve de herramienta paralela para pedir ayudas a Bruselas”. Con respecto a este Plan, que el equipo de gobierno se encuentra negociando con Ciudadanos, el objetivo es adaptar el municipio a los tiempos actuales. Fundamentado en una serie de medidas y actuaciones a diez años, este contempla una inversión de hasta 400.000 euros para habilitar el Polígono de los Alamares (entre los que se incluyen 80.000 euros para urbanizar el acceso, el Camino Alto de Tudela).

Asimismo, plantea una inversión de dos millones de euros para el asfaltado de calles y arreglo de aceras, y un millón de euros en actuaciones integrales en diversas calles. Según Biosca, se está estudiando la posibilidad de llevar a cabo un puente de acceso desde la A-601 a la altura del Puente de los Valles. Asimismo, se dedican en este plan hasta 8.320.000 euros para renovar el ciclo integral del agua (que incluye 250.000 euros en la ampliación y mejora de la potabilizadora y ocho millones de euros en la sustitución de la red de saneamiento de fibrocemento). Según Biosca, esta sustitución “se realiza progresivamente, según se levantan las calles para su arreglo”. Otra partida importante de este plan es la dedicada a inversiones en instalaciones deportivas, que está fijada en 4.200.000 euros.

De esta suma, el cubrimiento de la pista del Polideportivo supone 280.000 euros, unos nuevos campos de fútbol artificial conllevan 200.000 euros o unas piscinas de verano y cubiertas se fijan en 3,5 millones. Asimismo, una nueva biblioteca está prevista con una inversión de 3 millones de euros. Las partidas destinadas al empleo se fijan en 3,5 millones -mas 8,5 provenientes de la Junta- mientras que existe además un programa de sostenibilidad del Medio Ambiente  que dedica 1,3 millones a carriles bici, caminos verdes o la conservación de espacios naturales.

Según Biosca, existen prioridades en cuanto a las inversiones, que “si no se han producido, aún teniendo las cuentas saneadas, es porque aún no se han aprobado los Presupuestos Generales del Estado”. Las inversiones prioritarias, además del arreglo de calles -cuyo proyecto “está encargado”- son el cubrimiento de las pistas del Polideportivo, el asfaltado de las calles del Pinar, el arreglo de la rotonda de Los Barreros o la sustitución de la potabilizadora de clorogas. Biosca destaca las inversiones ejecutadas con el presupuesto municipal, como la adquisición de vehículos para la Policía, contenedores, ordenadores y un nuevo programa informático, arreglo de las piscinas, colegios y edificios municipales o la eliminación de barreras arquitectónicas.