Estos actos incívicos han propiciado la muerte de uno de los canes que paseaba por lo parques de Prado Boyal, el Parque Valladolid y Torrelago, por lo que el consistorio intensificará la presencia policial para dar con los autores

 Tras la alerta suscitada en las últimas semanas por la presencia de salchichas con agujas, y varios envenenamientos de perros – el último en el día de ayer, causando la muerte de un can – el Ayuntamiento de Laguna de Duero ha recogido las quejas de los dueños de mascotas por su creciente preocupación acerca de estos actos faltos de toda humanidad.

El consistorio, ha querido mostrar su repulsa a estos actos, por lo que ha mantenido en el día de hoy una reunión a tres bandas para solucionar el problema. Policía Local, Servicios Urbanos y Ayuntamiento han acordado intensificar la vigilancia por las zonas conflictivas como los parques de Prado Boyal, el Parque Valladolid y Torrelago, al igual que anima a los vecinos a acudir y denunciar a dicho servicio municipal y Guardia Civil,  si tienen alguna información sobre conductas incívicas y que ponen en riesgo la vida de los perros.

“El Gobierno municipal es sensible a un tema tan delicado como es la protección a los animales y, por ese motivo, estamos abiertos para escuchar cualquier propuesta para erradicar este problema que hemos detectado”, ha señalado el alcalde de Laguna de Duero, Román Rodríguez. “Haremos batidas por los parques e intensificaremos la presencia policial y pedimos también a los propietarios de los perros que los lleven siempre con correa, que extremen la precaución y que si cualquier ciudadano ve algún comportamiento extraño de alguien en referencia a esta problemática que, por favor, avise a las autoridades», puntualizó el primer edil, quien recuerda «a la persona o personas que realizan estos actos que son DELITO” apuntan en su comunicado.