Fecha: 28 agosto, 2016

La trigésimo tercera edición de la competición, celebrada este domingo, estrenó nuevo recorrido a lo largo del Canal del Duero y el pinar de Los Valles, y contó con una asistencia de cerca de cerca de 600 corredores

No era la primera vez que competían -y tampoco que subían al pódium- en la prueba por excelencia del atletismo en Laguna de Duero, y sin embargo han vuelto a despuntar con sus buenas actuaciones. Óscar Fernández Giralda y Elena Espeso se han convertido este domingo en ganadores absolutos en categorías masculino y femenino de la XXXIII Carrera Pedestre Popular, que, celebrada en honor a la Virgen del Villar, en esta ocasión estrenaba, a petición de los corredores, un nuevo recorrido lineal a lo largo del Canal del Duero y el pinar de Los Valles.

La prueba comenzaba a las 10:30 horas de la mañana, y en ella participaban más de 560 inscritos. A apenas dos kilómetros de su inicio, establecido junto al Centro de Personas mayores de la Cañada de la Arboleda, el corredor de Atletaria Isaac Viciosa, Óscar Fernández, lograba una ventaja significativa con sus contrincantes que fue capaz de mantener hasta el final de la carrera. «Tenía un rival fuerte en Laguna: Nassim Hassaus», admite Fernández, quien explica que su estrategia ha consistido en «arrancar con un ritmo fuerte, puesto que tengo veinte años más que Hassaus y, aunque estoy en un momento bueno, la juventud es la que manda».

El lagunero, por su parte, defendió durante toda la competición su segundo lugar, premio que compatibilizó con el trofeo al mejor atleta local masculino. El corredor del Vino de Toro no lograba repetir su hazaña de 2015 -cuando se convirtió en ganador de la competición- y cruzaba la línea de meta apenas dos minutos por detrás de Fernández, quien hizo una marca de 31 minutos y 17 segundos. Preguntado acerca del recorrido, Fernández valoraba «que sea lineal, con una sola vuelta», y destacaba que «era agradable que hubiese sombra, mientras que el único inconveniente es que no había público más que en la zona urbana».

En la categoría femenina destacó la actuación de la ganadora de 2015, Elena Espeso, quien completó el recorrido en poco más de 35 minutos. «La carrera me ha encantado, el circuito es mil veces mejor y he disfrutado mucho», afirmaba la vallisoletana, quien valora positivamente la organización del encuentro. «Quizás los peores tramos han sido las subidas y las bajadas, pues te estropean el ritmo, pero he estado muy cómoda en todo momento», ha afirmado. Por otro lado, el trofeo a la mejor corredora local recaía sobre Begoña González Maeso, del Club Atletismo Parquesol.

Satisfecho por el desarrollo de la competición, el concejal de Deportes, Héctor González, ha afirmado que «muchas personas nos están dando la enhorabuena por el nuevo recorrido» y ha insistido en «la suerte que supone que Laguna de Duero tenga una carrera gratuita, sobre todo cuando la mayoría de estas competiciones hoy en día son de pago» y se ha comprometido en «continuar volcándonos y mantener la gratuidad del evento» en futuras ediciones.

Algunas fotografías en colaboración con Santiago Bermejo