Fecha: 5 septiembre, 2017

Desde hace cinco años esta fusión de peñistas se vuelca en las patronales, demostrando el compromiso de los más jóvenes por llenar de ambiente las calles

Quien piense que los jóvenes han perdido el espíritu de las fiestas de la Virgen del Villar no conoce a los integrantes de Noctámbulos y La Situación, dos peñas cuya unión, hace ya cinco años, ha dado como resultado todo un ejemplo de participación e implicación. Conocidos por llenar de ambiente no solo las fiestas de Laguna, sino las de cada pueblo -a donde siempre se desplazan en comitiva- esta veintena de amigos se ha convertido en un referente que, desde su local ubicado en la calle El Pozo, prepara cada año nuevas propuestas para competir por los premios del concurso de carrozas.

El hecho de que algunos de sus integrantes estén ligados al mundo agrario les ha garantizado los medios necesarios para montar cada año su carroza, inspirados por el quinto premio que obtuvieron en 2015, precisamente con su Tractor Dance. Con la veintena apenas cumplida, estos peñistas reconocen que “no todos tenemos medios para preparar una carroza”, pero animan a sus coetáneos a ser más participativos y organizarse para vivir esta celebración en las calles. Convertidos en toda una excepción por la manera en que se vuelcan en las fiestas, desde Noctámbulos y La Situación trabajan por “mantener el buen rollo” que caracteriza nuestras fiestas, reivindicando “actividades para todas las edades”.

“Se está perdiendo el ambiente que había años atrás con la falta de locales para peñistas, que escasean porque los vecinos están resentidos”, lamentan, reivindicando una continuidad en las actividades nocturnas. “Está muy bien que existan orquestas, pero no se puede cortar la fiesta a las cuatro de la mañana por mucho que unos pocos vecinos se quejen”, afirman, insistiendo en que “hay muchos sitios donde se pueden hacer cosas sin molestar a nadie y son cuatro días al año”.

Los peñistas valoran positivamente que este año se centren las discomovidas en el Cascajo, pues “es un lugar que potencia mucho que venga gente de fuera y eso se nota”. Por tercer año consecutivo, Noctámbulos y La Situación preparan ya ideas originales para caracterizar su carroza y se disponen a vivir las fiestas como solo ellos saben. Sin embargo, su actividad continuará una vez acaben las patronales, pues desde hace cuatro años han convertido su local en un punto de encuentro donde planes como las ‘planchilladas’ o los ‘cervernes’ se han convertido ya en toda una costumbre digna de disfrutar.