La empresa especializada en comida para llevar, catering y eventos da un paso adelante con la apertura de un nuevo local en la calle de la Iglesia, donde ampliará su carta de productos y ofrecerá una sala de eventos.

Después de once años de andadura, la empresa lagunera Mil Sabores continúa en la senda del crecimiento con un cambio de ubicación que le permitirá ampliar sus instalaciones y su línea de productos, además de ofrecer nuevos servicios con la apertura de una sala de eventos. De esta manera, esta empresa familiar dejará próximamente su local de la calle Caballeros para seguir ofreciendo el servicio cercano y personalizado de siempre, a escasos metros, en la calle La Iglesia, 4.

Esta nueva ubicación les ha permitido contar con una cocina moderna de grandes dimensiones, además de un local donde podrán atender de la mejor manera a los numerosos clientes que acuden, día a día, a recoger sus pedidos. “Cada vez teníamos más necesidades de espacio y más volumen de trabajo, con lo que necesitábamos este cambio para poder dar respuesta a todos nuestros encargos”, apuntan los laguneros, quienes cada vez dan más servicio de catering para eventos, conciertos, grupos y celebraciones.

De esta manera, las nuevas instalaciones les permitirán tener maquinaria específica para atender estos grandes pedidos, más amplitud para su stock de productos y, sobre todo, mejorar la organización y coordinación ante el auge de la demanda. Su equipo seguirá siendo de hasta cinco personas los fines de semana, aunque no descartan ampliar la plantilla para disponer de más personal en las preparaciones.

Su carta, que ha ido creciendo durante estos años, espera hacerlo aún más en este nuevo local, ya que les permitirá seguir optimizando sus menús para ocasiones especiales –como los navideños-, y ofrecer una nueva línea de ensaladas o asados como el lechazo o el tostón. También seguirán impulsando los menús diarios y los pedidos a domicilio, unos servicios cuya demanda ha aumentado considerablemente a raíz de la llegada del Covid-19.

Mil Sabores pone en marcha, paralelamente, una amplia sala de eventos perfectamente acondicionada para celebraciones de grupos, un servicio que incluye –parcial o totalmente- el servicio de catering para encuentros sociales, familiares o de empresa. Se trata de un local aledaño pero independiente –con aseo propio y acceso a un patio de ambiente chill out- que ofrece una propuesta adaptada a todo tipo de grupos y necesidades. Este servicio es pionero en el municipio y está pensado para personas de todas las edades, ofreciendo total seguridad y tranquilidad en las actuales circunstancias de nueva normalidad.

Desde Mil Sabores están ya en contacto con otros establecimientos hosteleros de Laguna para establecer una línea de colaboración y que estos eventos puedan tener continuidad en otros puntos, debido a que la hora de cierre de este local está limitada a las 22:00 horas. Asimismo Mil Sabores estudia la posibilidad de poner en marcha talleres de cocina para grupos de adolescentes en un plan de ocio alternativo único.

Dentro de las circunstancias actuales, Mil Sabores cuenta con un protocolo antiCovid que ha visto modificada la forma de ofrecer sus productos, siempre en envases individuales y cerrados. La higiene y seguridad a la hora de tratar los productos es algo que no ha cambiado, ya que, después de más de una década, “siempre hemos sido extremadamente minuciosos al mantener la limpieza y el trato más profesional en cocina”.

Pese al cambio de ubicación, Mil Sabores mantendrá su fijación por el trato cercano y personalizado con el cliente, una máxima que les ha llevado al éxito durante estos años. “Nuestro secreto es saber adaptarnos a las necesidades de cada persona o grupo”, apuntan, incidiendo en los productos de calidad –en muchos casos de Laguna- como clave para diferenciarse de la competencia. Así, frente a la oferta estandarizada de grandes superficies, Mil Sabores sigue apostando por “la comida casera hecha en el día”. “Nuestros clientes varían desde Melendi y Luis Fonsi, a quienes servimos el catering en sus actuaciones, hasta nuestros vecinos a quienes preparamos su menú del día. Nos adaptamos a la demanda, bien sea comida familiar, celebración multitudinaria o catering de eventos, esa es la clave”, concluyen.