Fecha: 6 septiembre, 2015

Miles de personas disfrutaron en la Plaza de Toros de Laguna de Duero de un directo innovador en el plano tecnológico y visual en el que no faltó ninguno de los clásicos del artista

Laguna vivió ayer su cita fuerte de estas fiestas con la música en vivo, y lo hizo de la mano de un artista entregado cuya puesta en escena no dejó indiferente a nadie. Desde primera hora los seguidores más incondicionales guardaban sitio en las primeras filas en una plaza que fue ocupada por miles de personas. La primera sorpresa vino con la aparición de un Bosé vestido de blanco que supo ganarse al público antes de poner en marcha todo el despligue visual y de presentar a los ocho músicos que le acompañan en esta gira.

Las pantallas trasladaron al público a una dimensión cargada de simbolismo, y es que el artista ya había dejado claras sus intenciones de hacer partícipes a sus fans de «todo lo que le ha interesado en la vida», incluyendo figuras futuristas, científicas o aritméticas. El espectáculo visual arropó una actuación en la que destacaron los temas de su último trabajo ‘Amo’ pero en el que, además, no faltaron los clásicos de toda su carrera, como ‘Nena’, ‘Morena mía’, ‘Como un lobo’ y, para furor de todos los presentes, el mítico ‘Bandido’.