Fecha: 20 septiembre, 2015

Englobado dentro de la Semana Europea de la Movilidad el Ayuntamiento de Laguna de Duero junto con diversas asociaciones del municipio llevó a cabo una bicicletada para reivindicar  el uso de este medio de transporte sostenible

Laguna de Duero celebro en su jornada dominical una bicicletada , donde cerca de un centenar de personas recorrieron las principales arterias del municipio para finalizar en la Plaza Mayor. La actividad, englobada dentro de la Semana Europea de la Movilidad, se cerró con un manifiesto para reivindicar el uso de la bicicleta, como medio alternativo de transporte y sostenible. En él se hizo referencia a la historia de la misma, se recordó como se” trata de un medio de locomoción  que no contamina y favorece la vida saludable y como este se trata de una verdadera alternativa al transporte en vehículos de motor que emiten a la atmósfera C02 y otros gases nocivos”.

También en este manifiesto se llevó a cabo el reconocimiento de los derechos y obligaciones del ciclista, en el que se llevó a cabo una “petición  a la DGT y demás autoridades competentes que apliquen nuevas normativas para regular el uso de la bicicleta para aumentar la seguridad de los usuarios de la bicicleta a la vez que facilite y promueva su utilización creando un entorno práctico y sencillo además de un programa de aplicación, difusión y concienciación de estas nuevas normas”.

En esa idea de fomentar un transporte sostenible, se recordó como “cerca de 7.955 personas necesitan trasladarse por motivos laborales o formativos. Laguna de Duero ha experimentado un gran crecimiento del parque de vehículos a motor respecto a otros municipios de nuestro entorno por las mayores necesidades de desplazamiento. El 57% de los ocupados trabajan fuera del municipio. El 26,6% de los estudiantes tiene que trasladarse a estudiar fuera del ámbito municipal. La mayoría de los que trabajan utilizan coche propio, porcentaje que en Laguna asciende al 61,6%, el más elevado de las localidades cercanas. Los estudiantes se desplazan principalmente en autobús o como pasajeros en vehículo privado. La bicicleta es un medio residual en estos desplazamientos, precisamente por la falta de adaptación de las vías interurbanas. El uso se limita al rodaje en el municipio y casi exclusivamente como medio para el ocio o la práctica deportiva”.