Fecha: 22 septiembre, 2014

El trofeo sirvió para rendir honores al futbolista lagunero Ángel Arenales, fallecido de paro cardíaco en un partido amistoso hace siete años

Laguna de Duero vivió este fin de semana una auténtica fiesta del fútbol base vallisoletano. El homenaje que cada año, y ya van cuatro, brinda el club Atlético de Laguna al fallecido Ángel Arenales ‘Putri’ congregó a más de 500 pequeños deportistas en un trofeo amistoso que sirve de antesala al inicio de la temporada, fijada para el primer sábado de octubre.

A las 10:30 de la mañana del sábado arrancaba un torneo amistoso disputado, en formato de triangular, por los futbolistas de algunos de los clubes más importantes de Valladolid y provincia: Real Valladolid, Betis, Boecillo, La Cistérniga, Viana de Cega, Arroyo Pisuerga, CD Tudela, Zaratán, Simancas, San Agustín, Unión Delicias y el organizador Atlético de Laguna. El broche final del campeonato, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, se puso el domingo tras 33 partidos y dos días donde el fútbol en su esencia más pura fue el protagonista.

Con la alegría por las victorias, y sin los sinsabores de perder ya que todos los equipos fueron obsequiados con un trofeo, los pequeños (desde 4 hasta los 12 años) se divirtieron con los que, para muchos, fueron los primeros partidos de una temporada que arranca de forma oficial en dos semanas.