Fecha: 31 enero, 2016

El rejoneador maño se lleva el XVII Trofeo Taurino – XII Junco de Oro gracias a su puerta grande en la corrida de rejones que abrió el cartel de las pasadas fiestas de la Virgen del Villar

La Peña el Fregao, entregó como cada año los premios de la tauromaquia por antonomasia en Laguna de Duero, el XVII Trofeo Taurino – XII Junco de Oro. En esta ocasión el máximo galardón fue a parar a manos del rejoneador zaragozano Mario Pérez Langa, donde en la primera cita del cartel,   cuajó una gran faena con el tercero de la tarde, al que supo encelar con sus caballos, algo que le valió las dos orejas con las que salió a hombros del coso lagunero. Pérez Landa guarda un “buen recuerdo de Laguna de Duero”, aunque reconoce que pese a que este año le han salido varias faenas buenas, la de la localidad vallisoletana tiene un cáliz especial. “Recoger este galardón es todo un orgullo, en una corrida difícil que exigió mucho a mis caballos y donde doy gracias porque la gente supiera reconocer mi trabajo”.

Como mejor ganadería, el premio se fue hasta tierras lusas. A la gala acudió Manuel Sobral, artífice de esta ganadería – Condessa de Sobral-, novillos que dieron todo un recital en el coso lagunero. Por otro lado la mejor faena quedo en la tierra. El mejicano afincado en Tudela de Duero, Gerardo Rivera se llevó el galardón gracias a la actuación el pasado 10 de septiembre, donde corto las dos orejas del quinto, un novillo de excelente condición con el que cuajó una brillante actuación en todos los tercios.