Fecha: 18 enero, 2022

La obra del artista lagunero, basada en la película de Tarkovsky, destacó sobre las 497 propuestas presentadas en una edición internacional y estará expuesta hasta el próximo 13 de marzo en la Sala de Exposiciones de Las Francesas 

El artista e investigador lagunero Marcos Gutiérrez Morquecho ha recibido la mención de honor del XXII Certamen de Pintura Acor, que en una edición con carácter internacional ha recibido este año un total de 497 propuestas de hasta 21 países diferentes. La artista bilbaína Ana Riaño ha resultado la ganadora del concurso gracias a su obra ‘RRSS. Vigée Le Brun’, la cual plasma cómo hubiera sido el perfil de Facebook de Élisabeth Vigée Lebrun, una de las artistas más reconocidas del siglo XVIII.

El jurado destacó la creatividad de la pintura de Riaño, un acrílico sobre lienzo, que cuenta «una historia con gran vigencia», lo que la hace «muy atractiva», como ha afirmado el catedrático de Historia del Arte Francisco de la Plaza. En el mismo sentido, la exdirectora de la Feria Internacional Arco Rosina Gómez-Baeza subrayó el planteamiento de la obra ganadora. La pintora, que es la primera mujer en ganar este certamen de pintura, encuadró la obra ganadora en la línea de trabajo que desarrolla en la actualidad para investigar por un lado el fenómeno de las redes sociales y, por otro, cómo se construye la identidad de un artista.

Nostalgia, una obra bien valorada por el jurado

Por su parte, Marcos Gutiérrez trasladó su enhorabuena a la ganadora, de cuya obra destacó «su discurso tan potente». El lagunero, que se presenta a diferentes concursos de cercanía local por mantener su nivel de participación y actividad, y que se presentaba por tercera vez al certamen, recibió la noticia de la mención de honor como «una sorpresa». «Para mí es muy importante que mi obra se ponga en valor», destacó el artista, cuya obra está basada en la película ‘Nostalgia’, de 1983, de Andrei Tarkovsky.

El artista local participó este martes en el acto de presentación de la muestra, en la que recibió la mención de la mano de la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, y en el que estuvo presente el propio alcalde, Óscar Puente, así como el presidente de Acor, Jesús Posadas.

«Mi obra está construida bajo la óptica del entorno rural. Personalmente trabajo en Laguna de Duero, y estoy interesado en potenciar el crecimiento artístico en este ámbito. Ha sido una forma de releer a este autor y mostrar que la despoblación no es algo nuevo, sino que viene de muy atrás. Como investigador quería difundir el conocimiento, que en muchas ocasiones se diluye para el público general, y dar valor a la obra de Tarkovsky. Mi interpretación, aparte de estilizar las formas y los colores, ha sido rescatar una imagen de 1983 para simbolizar los modelos de vida y sus vínculos con la ecología, la sostenibilidad y la armonía de vivir con los ciclos de la naturaleza, dentro de un patrimonio que se está perdiendo y que hay que visibilizar», señaló el lagunero. «Me gusta la dinámica del certamen de Acor porque no sigue una línea concreta, sino que hay mucha diversificación en sus obras, manteniendo la calidad en todo momento», añade.

El jurado del certamen, que coincide con el 60 aniversario de la cooperativa, ha estado formado, además de los mencionados Francisco de la Plaza y Rosina Gómez-Baeza, por Javier Hontoria, director del museo Patio Herreriano; el crítico Fernando Zamanillo y el artista esloveno Cveto Marsic. Una selección de 25 obras presentadas, entre las que se encuentra la del lagunero, formarán parte de la exposición que tendrá lugar hasta el 13 de marzo en la sala municipal de exposiciones de las Francesas de Valladolid.