Fecha: 12 diciembre, 2015

Cerca de cuarenta vecinos se dieron cita en esta quedada de los Quintos del año 1965 antes de cerrar el año y de paso celebrar sus 50 años.

Historias, juegos, anécdotas de la escuela en el Cascajo… no faltó nada, ni siquiera los ya tradicionales petardos para celebrar los 50 años de los Quintos de 1965. En torno a 40 laguneros se reunión en el día del sábado para conmemorar esta fecha, algunos llegados de sitios como Madrid o Huelva. También estuvieron presentes convecinos de pueblos cercanos como Herrera o Boecillo, pues por aquel entonces la escuela de Laguna de Duero era el único centro de estudios de la zona.

Entre petardos, los quintos llevaron a cabo una misa, además de una hoguera, cercana a donde se llevaba a cabo en el pasado – antes era en la plaza de toros y en esta ocasión fue en una explanada de la Avenida de la Laguna- donde los allí presentes aprovecharon para tomar algo entorno a la lumbre y recuperar esa esencia de antaño que tanto se ha perdido. El colofón final fue una cena en el círculo católico.

Esta iniciativa ha nacido gracias a Geñin Gonzales y Rosa Llanos, artífices de recuperar una de las tradiciones más populares en el pasado en un pueblo como era Laguna de Duero.

IMG_7455