Fecha: 30 enero, 2017

El CEIP Miguel Hernández ha llevado a cabo diversas actividades para trabajar la educación para la paz de una manera más intensa

Como cada año, con la conmemoración del Día Escolar de la No Violencia y la Paz -establecido el 30 de enero para recordar la muerte de Gandhi- los centros escolares de Laguna de Duero han puesto en marcha diversas celebraciones en las que han participado activamente sus alumnos. En un marco donde han cobrado importancia valores como la tolerancia, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos, en el CEIP Miguel Hernández han dado un paso más celebrando durante toda la pasada semana numerosas actividades para trabajar la educación para la paz «de una forma más intensa».

Tal y como ha informado el centro, todo el trabajo se ha realizado en cada una de las aulas, culminando con diversas actividades realizadas este lunes. En concreto, el día ha comenzado con el almuerzo solidario, en el que ha colaborado el AMPA con la elaboración de bocadillos. Estos han sido repartidos a la hora del recreo, destinando el dinero recaudado a una asociación benéfica de la localidad. Tras el recreo, los pequeños se han reunido en el gimnasio donde han construido un rompecabezas formado por cubos decorados por los propios alumnos.

La lectura del manifiesto por la paz ha contado con pupilos de todos los niveles, quienes además de participar cantando y bailando, han realizado un mannequin challenge, para terminar el acto soltando unos globos junto con unas cintas con las palabras trabajadas en la elaboración del manifiesto: respeto, tolerancia, felicidad, cooperación y solidaridad.