Durante el lunes, las tiendas de alimentación, tecnología, quioscos y estancos prestan servicio en Laguna implementando la distancia entre los clientes y potenciando la higiene

Laguna de Duero afronta el primer lunes de semiconfinamiento domiciliario con menos movimiento del habitual debido a la normativa del Estado de Alarma. Desde primera hora, sus calles acogían menos tráfico rodado del normal, y su línea de autobuses se mostraba visiblemente menos abarrotada, después de que la Junta limitase el aforo a un 25% de las plazas en el transporte público.

En las calles, algunos vecinos han seguido desplazándose, a pesar de las malas condiciones atmosféricas, para pasear a sus mascotas y llevar a cabo sus compras y gestiones bancarias. Lo han hecho en los comercios que mantienen su apertura, que en su mayoría han implementado sus medidas preventivas para evitar contagios. En todos ellos distintos carteles apuntaban a la limitación de personas dentro de los establecimientos, mientras que abundaban las mascarillas y los guantes y se ofrecía alcohol y gel desinfectante para los clientes, además de implementar las distancias y la higienización.

Las carnicerías, en calma tras vender cerca del doble durante el fin de semana

En la carnicería Geñín –concretamente en su establecimiento de la plaza de la Iglesia- prestaban este lunes servicio con normalidad, después de haber vendido “cerca del doble” de producto durante el fin de semana “debido al caos” reinante durante los últimos días”. “En nuestro caso tenemos garantizado el aprovisionamiento, ya que disponemos de ganadería propia”, afirmaban a Laguna al Día, incidiendo en que se está vendiendo mucho pollo y ternera. En su caso se ha tomado como medida la limitación a tres clientes en el local, y se han puesto en marcha más medidas de higiene. En concreto echan de menos “más información por parte de las instituciones” de cara a la venta al público y seguirán prestando su servicio aunque advierten que en el futuro peligra producto como el lechazo, por sus especiales necesidades a la hora de la cría y el abastecimiento al no ser un producto de primera necesidad.

Por su parte, la carnicería Pecero –ubicada en la calle Camilo José Cela- permanece cerrada el lunes y el martes debido a la falta de stock, y volverá a abrir el miércoles. Lo hará para garantizar la compra de estos productos de primera necesidad, eso sí, implementando sus medidas preventivas para evitar contagios. Entre otras, eliminan los pedidos telefónicos y por whatsapp y se prohibirá la entrada a más de dos personas en su establecimiento.

Los quioscos aumentan las medidas de higiene y destacan la venta de revistas y pasatiempos

El quiosco Vicios, ubicado en la calle Caballeros, recibía este lunes a los clientes uno por uno, y solamente se mantendrá abierto por las mañanas “priorizando la venta de pan y prensa”. La higiene también se ha aumentado, con el uso de guantes y la higienización de todos los productos, mientras que se apunta que las ventas han descendido desde el fin de semana hasta hoy, y se avisa que se mantendrá el cierre por las tardes.

Por otra parte, en el quiosco Roma –ubicado en la Avenida de Madrid- señalaban la disminución de la venta de prensa –especialmente la deportiva- aunque destacan que se están vendiendo muchas revistas de entretenimiento y pasatiempos. Se mantienen allí también medidas para evitar la aglomeración en el local, así como la higiene a la hora de llevar a cabo el autoservicio de productos. “La gente en general entiende las normas y las cumple, y se nota que prefieren pagar con tarjeta, lo cual agradecemos”, señalan, incidiendo en que “estamos siguiendo al pie de la letra las medidas de sanidad, como la limpieza constante del mostrador con desinfectante, el lavado continuado de las manos el uso de una bandeja para el pago de efectivo, la cual vamos cambiando regulamente”.

Las fruterías protegen la higiene de sus productos

En el caso de Frutas Laguna –ubicada en la calle Pablo Picasso- lo importante es evitar la aglomeración en su local, y se atiende, por ello, a dos personas por turno. “A la gente le cuesta entender que deben hacer cola y esperar fuera, especialmente si llueve, pero debemos mantener las distancias y sobre todo evitar el contacto con el producto”, señalan. “Estamos extremando las precauciones al acudir al mercado a por el producto, y por las tardes nos mantendremos cerrados”, afirman. Además, desde Frutas Laguna se sugiere a los clientes que hagan su pedido por teléfono, de manera que así puedan acudir a la tienda a recoger su pedido evitando cualquier aglomeración.

El sector tecnológico continúa operativo y prioriza el contacto telemático

En el caso del sector tecnológico e informático, se continúa prestando servicio pero priorizando la gestión telemática para evitar posibles contagios. Es el caso de Bitlan Asesores Informáticos –ubicados en la Avenida de La Laguna-, que este lunes optaban por echar el cierre para atender a distancia a las numerosas empresas y autónomos que necesitan mantener sus servicios con el teletrabajo. “Vamos a tener bastante trabajo esta semana, ya que debemos atender a todas las empresas que tienen a sus empleados trabajando desde casa y solucionar cualquier incidencia”, apuntaba a Laguna al Día Cristina Piñero.

En el caso de APP Informática –ubicado en la calle Aragoneses- se continúan recibiendo encargos en la propia tienda, puesto que se quiere facilitar el servicio “a toda persona que necesite teletrabajar o tener sus equipos a punto para esta nueva situación”. Lo hacen manteniendo unas estrictas medidas preventivas, como evitar que más que un cliente permanezca en el local, además de limpiar concienzudamente todos los equipos que les dejan. “Por el momento se está necesitando mucho soporte técnico, además de que han aumentado las ventas de productos como auriculares, ratones o teclados debido a que la gente se da cuenta de este tipo de necesidades al permanecer en sus casas”, apunta su gerente, Juan Gil.