Fecha: 3 diciembre, 2020

Más de un centenar de alumnos de los centros escolares del municipio participaron en un taller ofrecido por el CEAS del Ayuntamiento, el cual sirvió para incidir en la importancia de sus derechos fundamentales

Los alumnos en edad escolar de Laguna de Duero han celebrado este año el Día Internacional de los Derechos de la Infancia de manera muy distinta, con motivo de la pandemia. En concreto, más de un centenar de escolares laguneros de cuarto de primaria conmemoraron esta efeméride participando en un taller de sensibilización ofrecido por el CEAS del Ayuntamiento, que se desarrolló el pasado 20 de noviembre, en concreto en los centros Miguel Hernández y Nuestra Señora del Villar.

Bajo el lema ‘Flores por los derechos de la infancia’, este se celebró el pasado viernes día 20 de noviembre, en el patio del CEIP Nuestra Señora del Villar, y consistió en la elaboración de una flor cuyos pétalos representaban los ocho derechos fundamentales de la infancia, los cuales se unieron como si de un ramo se tratara. Mediante esta actividad se incidió en la importancia de estos derechos a la hora de garantizar su bienestar, educación y desarrollo. La actividad contó con una monitora del Ayuntamiento, que orientó a los alumnos en su trabajo.

Además, durante la semana del 16 al 20 de noviembre, en los centros se organizaron varias actividades de difusión y promoción, colocando carteles en distintos puntos del municipio. Desde los centros escolares se ha agradecido “la disposición mostrada por el Consistorio para seguir impulsando el conocimiento de estos derechos, que atañen a todos los miembros de nuestra sociedad”.

“Este día nos ofrece un punto de partida para llevar a cabo medidas inspiradoras para defender, promover y celebrar los derechos del niños y niñas a través de acciones que construirán un mundo mejor para ellos.- comentaba Sonia Escudero, tutora de cuarto de primaria del CEIP Nuestra Señora del Villar. Por su parte, desde el Ayuntamiento se agradece a todas las niñas y niños participantes, así como a sus profesores, “su compromiso e implicación en las actividades, sin los cuales la organización del taller no habría sido posible”.