Fecha: 17 junio, 2014

Al entrar en su taller, lleno de materiales alterados por la inventiva de un artista nacido para ser escultor, nos rodeamos de un polvo que brota en la imaginación de quien disfruta de la vida en base a su trabajo. Se da uno cuenta de que Lorenzo Duque, escultor de Laguna de Duero, vive por y para la artesanía, demostrando ser dueño de una sencillez y una felicidad lograda a golpe de mármol y cincel. Sus palabras hablan de experiencia, ilusión y un oficio que se ha convertido en forma de vida.

¿Cómo llegaste a ser escultor?

Yo trabajaba en Renault, y lo dejé porque consideraba que tenía que hacer mi obra, un trabajo no solo con el que ganarse la vida, sino una labor que me llenara el alma y no el bolsillo. Con cuarenta y tantos años dejé la factoría gracias a una baja incentivada, que para empezar me vino muy bien. Yo necesitaba hacer esto, es una vocación. Con seis o siete años yo ya hacia mis pinitos desarmando a mi madre los canteros de jabón para hacer figuras en ellas, al igual que con las velas.

¿De dónde viene tu técnica?

Afortunadamente soy autodidacta, he hecho algunos cursos para perfeccionar lo que ya sabía, aunque me he guiado por la experiencia. Es bueno porque te ayudan a conocer nuevos materiales, nuevas técnicas…Con los años he ido perfeccionando mi labor gracias al trabajo y a la experiencia.

¿Con qué materiales sueles trabajar?

Trabajo con todo tipo de materiales. Me gusta hacer de todo, en ese sentido trato de esculpir y trabajar cualquier pieza con volumen.

IMG_3551

Procedes de La Mudarra, pero eres alguien a quien asociar al municipio de Laguna. ¿Cómo es eso de ser un foráneo y sentirse tan de aquí?

Hace 26 años que llegué a vivir a Laguna. Me integre perfectamente, era un lugar perfecto donde moverme, donde no estar alejado de la ciudad y donde se me permitiera dar salida a mis producciones, no solo en el plano económico, sino también en el expositivo. Me siento tan de aquí como cualquiera que haya nacido aquí.

Durante el 14 y 15 de Junio se ha celebrado el ‘Arte Lago’ y el ‘Son de Aquí’ ¿Cómo te sientes al ser una pieza clave dentro de esta cita?

Siempre me ha gustado estar en contacto con este tipo de actividades, sobre todo aquellas que guardan relación con la cultura, lo raro sería que alguien que se mueve por estos círculos no estuviera o aportara su granito de arena.

¿Qué valoración haces de esta festividad?

Va cogiendo fuerza, aunque es cierto que ha tenido algunos altibajos fruto también de la situación general del país. Laguna es una plaza complicada desde la perspectiva del artesano, ya que debido a la proximidad con Valladolid, el público no reacciona igual ante una feria de artesanía que una población que esté más alejada. Lo bueno es que atraes a gente de Valladolid, aunque se necesita mucho impacto para llegar a esas personas.

Este año, además de como escultor, te has lanzado al escenario para actuar…

Este año nos brindaron la posibilidad, a mí y a otro vecino de Laguna también artesano, hacer las denominadas “coplas de ciego”, y nos propusieron entre actuación y actuación hacer esta obra. Dijimos que sí, porque además es algo muy llamativo y que suele gustar a la gente.

IMG_4156

¿Cómo se plantea el futuro de Lorenzo Duque como escultor?

Hay alguna cosa por ahí, pero de momento no puedo comentar nada. Tengo un proyecto que es una gran idea dentro de Laguna de Duero, no en el sentido económico sino el plano personal que a mí me gustaría llevar a cabo, ya que me lo está pidiendo el cuerpo.

Por último, vista la demanda por perfeccionar técnicas, ¿te planteas hacer una escuela para enseñar tus conocimientos?

Me estoy planteando preparar una escuela de escultura. Yo que escucho la radio continuamente oí que con esto se puede conseguir dar trabajo a gente, y en esto hay mercado, pero para ello necesitas dominar muy bien el material. Puede ser una buena solución para que la gente pueda aprender, porque los títulos no sirven de nada. Donde se aprende es con el trabajo real. En la universidad, por ejemplo, en la Complutense, tienen mucha técnica pero nula práctica, siguen trabajando a mano con cincel y maceta. Ahí te das cuenta de la distancia entre la universidad y la realidad del oficio. Es importante que haya un relevo y que achuchen un poco por detrás para continuar con este oficio.

IMG_3571