Fecha: 31 agosto, 2014

La celebración del Día de las peñas tiñó de color y ambiente el entorno, donde pudo degustarse la carne de toro con patatas. La clase de toreo y el posterior festival de danzas regionales pusieron cierre a una jornada sin incidentes

Un ambiente festivo y especialmente juvenil fue la tónica de la jornada de este sábado en el tradicional día de las peñas. Desde bien temprano comenzaba a prepararse la carne de toro con patatas, cuya degustación arrancó cerca de las 15:00 en el entorno de los Valles. Allí esperaban varios centenares de peñistas, quienes continuaban después con la fiesta al compás de la discomovida Power Dance. Las clases de toreo impartidas por Jorge Manrique entre otros diestros dieron otra perspectiva a la jornada, que se saldó sin ningún incidente reseñable. Más tarde, a las 20:00 y tras el pasacalles, atraía gran afluencia a su actuación en la plaza de los lavaderos el grupo de danzas La Ermita, junto a otras agrupaciones de Pontevedra y Salamanca.