Fecha

Seis centros de educación infantil se unen para reclamar apoyo al Ayuntamiento, afirmando que su sector es “el gran olvidado” a la hora de establecer criterios y facilidades para la reapertura

Seis guarderías y centros de educación infantil -de cero a tres años- de Laguna de Duero se han unido para reivindicar ayudas y unas directrices que les permitan volver a reabrir sus instalaciones. Los seis centros -entre los que se encuentran la Escuela Sonrisas, El Duende, el Colegio Infantil Popy, Geppetto, Isabel y Luna Lunera- afirman ser “los grandes olvidados” de la crisis del Covid-19 por parte del Gobierno Central. “Es como si no existiéramos, han establecido protocolos para volver a abrir los bares, las peluquerías y demás sectores, pero a nosotros no nos dicen nada”, señalan.

La mitad de estos tres centros -Sonrisas, El Duende y Luna Lunera- abrirán el próximo lunes 15 de junio, si bien aún no se han establecido unas directrices desde el Estado ni desde la Junta que especifiquen el ratio de niños que puedan acoger o qué medidas deben implementar. “La situación es muy incierta y no es nada halagüeña”, apuntan, señalando que “muchos padres no traerán a sus hijos hasta septiembre, y es lógico que algunas escuelas se nieguen a abrir sin tener claras las medidas”.

Los que abren, eso sí, lo harán mejorando la higiene todo lo posible. “Si antes había muchísima higiene, ahora habrá muchísima más”, señalan, indicando que “los padres no podrán acceder a la escuela, se pondrán en marcha distintos protocolos de desinfección y se reducirá el número de niños que podemos acoger en función de nuestro espacio”. Echan de menos, eso sí, un protocolo específico al que atenerse. “Nos remiten a la normativa que se va a aplicar en los programas de la Junta, como ‘Conciliamos’, pero es absurdo pensar que un niño de 0 a 3 años va a respetar una línea dibujada en el suelo a la hora de moverse”.

Por todo ello, los seis centros han hablado ya con la concejala de Educación del Ayuntamiento de Laguna de Duero, Ana González, quien ya ha avanzado que se tendrá en cuenta sus sugerencias a la hora de elevar un protocolo a Sanidad y que desde las altas instancias se dé luz verde a las mismas. En la misma línea, desde el Consistorio se han comprometido a estudiar la solicitud de ayuda lanzada por los seis centros, que además piden algún tipo de apoyo económico desde el Ayuntamiento en vista de que siguen sin poder abrir y sus ingresos se retrasan en el tiempo más que en otros sectores. Tanto si se trata de ayudas directas como de bonificaciones en impuestos y tasas municipales, desde los seis centros reclaman apoyo para sufrir lo menos posible, mientras puedan recuperar su actividad, el impacto de esta crisis.