Las buenas temperaturas, los encierros y la capea, la Ruta de Pinchos y una amplia programación musical sirvieron para atraer una vez más a numerosos vecinos y visitantes

Laguna de Duero vivió este fin de semana sus festejos de San Pedro Regalado, unas celebraciones que han estado marcadas por el buen tiempo y cuya afluencia y participación han dejado un gran impacto en los negocios hosteleros locales. El ambiente comenzaba, en este sentido, el propio viernes, con una amplia Ruta de Pinchos que en su decimotercera edición ha contado con hasta 33 establecimientos participantes.

Los encierros se sucedieron tanto el sábado como el domingo, con los toros del Ayuntamiento, para cerrar el lunes con un encierro en el que participó un toro de la A.T. Virgen del Villar y otro de la A.C.T. El Abrojo-, y dar paso, ya por la tarde, a una multitudinaria capea. Por otro lado, los espectáculos musicales se sucedieron, comenzando con la orquesta Anaconda, que actuó la noche del sábado, y a la que se sumó una amplia oferta de conciertos, en los bares. Esta estuvo marcada por el flamenco, aunque también por otros géneros como el rock o incluso la música cubana. Como en anteriores ocasiones, la discomovida Pety fue también otro de los atractivos para los más jóvenes.

Fotografías: Laguna al Día / Ayto. de Laguna de Duero.