Fecha: 15 junio, 2016

Gracias a la solidaridad de los laguneros que asistieron a los festivales de fin de curso de las escuelas municipales de música y danza, las dos entidades podrán seguir donando alimentos y material de limpieza a los usuarios que actualmente están en espera de ayuda

El Ayuntamiento de Laguna de Duero, a través de las escuelas municipales de música y danza, ha donado 900 kilos de alimentos no perecederos y productos de limpieza a Cruz Roja y Cáritas. Todo lo recaudado se ha logrado a través de las donaciones solidarias de los laguneros asistentes a los festivales de fin de curso de la Escuela Municipal de música y el Aula Municipal de danza clásica, española y flamenca, en una campaña iniciada hace 15 días por parte de la Concejalía de Cultura.

En palabras de Lucía Castro, concejal de este área, «se trata de una acción muy solidaria por parte de alumnos, familiares y vecinos que han colaborado no solo con lo donado, sino también a través del aprendizaje que han tenido durante el curso». La edil destaca que el incremento de las donaciones este año -en 2015 se lograron recaudar 600 kilos- se debe a que «se ha hecho más hincapié para aumentar la colaboración, entre otros medios a través de una carta». Desde el Ayuntamiento invitan a los vecinos a participar en la próxima recaudación, que tendrá lugar el último trimestre del año con la campaña ‘X Amor al Arte’ y será económica, para otros fines como abonar facturas de personas necesitadas.

Precisamente desde Cruz Roja y Cáritas se pide colaboración, afirmando que sigue habiendo necesidad entre nuestros vecinos. Desde Cruz Roja se ha valorado positivamente la campaña y se afirma que «hay mucha gente que continúa en espera para recibir las ayudas». Por otra parte, el responsable de Cáritas en Laguna de Duero, Juan José Calvo, afirma que «este gesto denota que hay sensibilidad en las personas; la crisis no ha pasado y ahora lo vivimos muchos, se sabe y se conoce que hay familias en esta situación y hay más implicación». Calvo asegura que «muchas personas no acuden a por ayuda por miedo» y destaca que la tendencia ha cambiado, siendo españolas el 90% de las personas necesitadas.