Fecha: 14 septiembre, 2015

Todos los grupos políticos han acordado incluir al municipio en la red de ciudades de acogida de refugiados, abriendo un registro de todos los vecinos que puedan prestar asilo o ayuda. La propuesta viene de IU, que este lunes ha organizado una charla sobre la crisis siria con responsables de dos ONG’s

Laguna de Duero abrirá sus puertas a los refugiados en respuesta a la crisis demográfica que afecta a Europa a consecuencia de los conflictos de Siria y otras regiones. A propuesta de IU-Laguna en Marcha, todos los grupos políticos con representación en el Consistorio han acordado llevar al Pleno de septiembre una moción que incluya al municipio en la red de ciudades de acogida de refugiados, poniendo a su disposición todos los medios materiales posibles y disponiendo un registro para que los vecinos puedan ofertar plazas para dar asilo a quienes buscan acogida temporal en Europa.

Según el portavoz de IU, Jesús Salamanca, todo depende de acuerdos a nivel nacional, si bien «pedimos a la Federación Española de Municipios y Provincias que se ponga al frente de esta ola de solidaridad, ya que desde los Ayuntamientos también se puede ejercer presión para ayudar». En este sentido, el Consistorio pedirá a la Junta y a diversas ONG’s que pongan a disposición sus medios para trabajar sobre el terreno, además de instar a las entidades bancarias para que cedan sus viviendas vacías y lanzar otras medidas dirigidas a agilizar el empadronamiento o facilitar la inmersión lingüística.

Un vecino ofrece alojar a refugiados en su vivienda

A pocos días de proponerse la moción y llegar a un acuerdo entre las distintas fuerzas, un primer vecino ha ofrecido su vivienda, ubicada en Mojados, para que, en caso de que se abran las fronteras a los refugiados y estos puedan acceder al municipio, puedan alojarse en ella. Se trata de Toño, reconocido por regentar el bar restaurante La Bejarana.

IU abre el debate sobre el papel de Europa en la crisis de refugiados invitando a dos ONG’s

Durante la tarde de este lunes Jesús Salamanca dirigió una mesa redonda en la Casa de las Artes en la que participaron Jaime Díaz, de Amnistía Internacional, e Irene Sánchez, de ACCEM. En ella Salamanca planteó el problema de los refugiados sirios esperando «que la respuesta solidaria no sea una moda y que los gobiernos sean capaces de resolver este drama», afirmó que «la UE y sus dirigentes no han podido caer más bajo» y defendió un trato justo para los afectados insistiendo en que «se trata de personas, no de remolachas».

Desde AI Jaime Díaz incidió en la gravedad de violar el derecho de asilo y propuso como soluciones «que Europa responda de manera conjunta y no fragmentada» o «combatir a las mafias que abusan de los refugiados y causan sus muertes». En nombre de ACCEM, Irene Sánchez explicó que para lograr asilo los refugiados pasan un proceso que dura entre un año y medio y dos años e instó al estado a que «asuma su papel de responsable al organizar el traslado y la acogida» de los desplazados.