Fecha: 17 abril, 2021

Cerca de doscientas personas acompañaron este sábado a la familia del joven en un acto que sirvió de despedida y para reivindicar «que el peso de la Ley caiga sobre los culpables» del crimen

Cerca de doscientas personas participaron este sábado en el acto convocado por la familia del joven David Hernández para honrar su memoria y reivindicar justicia un año después de su asesinato. El entorno del Lago, junto al Polideportivo Municipal -lugar donde se cometió el crimen que acabó con su vida la madrugada del 16 de abril del pasado año- fue el lugar elegido para la conmemoración de este encuentro, que contó con una ofrenda floral junto a carteles con fotografías de la víctima. Numerosos vecinos del municipio tuvieron ocasión de hacer entrega de distintos ramos de flores a los padres y familiares de David, llenando un improvisado «altar» que sirvió para recordar al joven lagunero.

Visiblemente afectada, su madre, Lorena Sánchez, agradeció públicamente que los vecinos del municipio acompañasen a la familia «en un acto tan importante y a la vez tan doloroso». En este sentido, leyó un comunicado en el que pedía que Laguna de Duero «alce la voz para que el caso no se olvide y se resuelva cuanto antes». «Ha sido un año muy duro, pero aquí seguimos, luchando para que cojan a esos malnacidos que le quitaron la vida. Por desgracia a él no me lo van a devolver, pero que les caiga el peso de la Ley y que no se vuelva a producir algo tan atroz».

«No le deseo a nadie que pase por lo que estamos pasando: empezando por la rabia, la impotencia y la incertidumbre de saber que sus asesinos siguen por la calle tan tranquilos. Queremos que Laguna no tenga unos asesinos rondando por sus calles y sintamos que nuestros hijos están un poco más seguros», señaló Lorena, quien hizo además hincapié en la importancia de despedir a David «como se merecía». «No estaba solo en este mundo y le quería muchísima gente, porque era un gran chico, con un gran corazón. Creo que nunca se nos olvidará su sonrisa eterna», concluyó.

En el acto estuvieron presentes los familiares de la víctima, así como sus amigos y compañeros de instituto y colegio, algunos de los cuales portaban pancartas pidiendo justicia. También acudieron distintos representantes municipales, con el alcalde, Román Rodríguez, a la cabeza.

Sin noticias de los avances en la investigación del caso

A día de hoy, el crimen permanece aún bajo secreto de sumario, decretado por el Juzgado de Instrucción número 3. Precisamente el pasado 16 de febrero la Guardia Civil, junto a los GEAS, estuvieron presentes en las inmediaciones del entorno donde se cometió el crimen, en concreto en el lago, para seguir con la investigación buscando objetos que pudieran esclarecer lo sucedido la noche del suceso. Entonces, la familia de David confirmaban la importancia de que “no se olvide y se siga trabajando para detener a los culpables”, indicando que “si están aquí es porque algo han averiguado”. Su progenitora ya dio un paso adelante al personarse como acusación particular el pasado mes de julio, aunque desconoce, por el momento, en qué punto se encuentra la investigación, una información disponible, únicamente, para el juez y el fiscal que instruyen el caso.