Fecha: 25 noviembre, 2016

El municipio celebró el ‘Día contra la violencia de género’ con una concentración multitudinaria en la Plaza Mayor, donde aparte de leer varios manifiestos, se expusieron varios centenares de zapatos rojos como repulsa a esta lacra

“Hay que luchar y nunca dejarse vencer”, fue una de las frases que se leyeron en la celebración del ‘Día contra la violencia de género’ en Laguna de Duero, una edición que ha contado con una gran afluencia de personas. Mujeres, alumnos, políticos, personal municipal o vecinos, no quisieron faltar a esta cita para de repulsa a una de lacras más importantes de nuestra sociedad.

El acto estuvo organizado por la Concejalía de  Igualdad y Acción Social, cuya concejal delegada, Margarita Rodríguez, abrió el acto antes de que se leyera el manifiesto, en una petición expresa de “repulsa a cualquier acto violento contra las mujeres, que no sabe de nacionalidad, edad, condición social o nivel económico y que está impidiendo que la sociedad avance en el camino de la igualdad y el bienestar  común que todas y todos deseamos y pretendemos”.

Carmen López y Francisco Gómez fueron los encargados de leer el manifiesto. En él se ha recordado cómo en España ya son 39 mujeres fallecidas en lo que llevamos de año y 25 menores huérfanos por violencia de género. También han querido recordar cómo “en nuestro pueblo, donde todos y todas vivimos y convivimos; aquí también hemos tenido que lamentar hace años muertes como manifestación más extrema de los casos de Violencia de Género, pero a día de hoy además se están produciendo situaciones de violencia de género en otras de sus diversas manifestaciones, como bien saben en la Policía Municipal, en la Guardia civil, en el Centro de Salud y en el Centro de Acción Social, entre otros profesionales que atienden a las víctimas que la sufren y padecen».

Tal y cómo han aclarado, «Estas mujeres y menores son miembros de nuestra comunidad, son nuestras vecinas, nuestras amigas, nuestras familiares, somos nosotras mismas, personas con rostro, con nombres y apellidos con las que charlamos en la tienda, en el supermercado, en el portal de casa… y que muchas veces sufren en silencio una dolorosísima situación de la que seguramente no saben cómo salir o como frenar. Y ahí es donde todos y todas tenemos que actuar, escuchando, tendiendo una mano, ofreciendo nuestro apoyo incondicional a las víctimas, que no se vuelvan a sentir nunca solas, estando a su lado, con mensajes de fuerza y esperanza, y sobre todo no tolerando ninguna manifestación de violencia que podamos presenciar», puntualizaban.

Por último, han querido hacer latente su “más absoluto rechazo y condena a la Violencia de Género en todos sus niveles y manifestaciones”,  demandando  a los “gobernantes, a las Administraciones Públicas, a toda la ciudadanía que se fomenten modelos alternativos de convivencia, basados en el respeto y en la igualdad, así como a considerar la Violencia de Género como un problema prioritario en las agendas políticas y en el desarrollo de programas preventivos, con especial incidencia en población infantil y adolescente, para alcanzar un mundo donde el buen trato sea una realidad”. El acto además ha estado amenizado con diversas interpretaciones a cargo de la Escuela de Danza y Flamenco Municipal, ‘Verónica Rojí’.