Fecha: 14 mayo, 2021

Debido a la incertidumbre de las restricciones, este verano existirá únicamente un bono de 20 accesos y entradas diarias, con una rebaja que alcanza el 50% con respecto a 2019

A través de un pleno extraordinario celebrado este viernes, el Ayuntamiento de Laguna de Duero ha aprobado, por unanimidad de todos los grupos políticos, la modificación de la ordenanza del precio público de las piscinas municipales para 2021. En concreto, se han modificado las cuantías de las tarifas para los usuarios, debido a la situación económica actual y en vista de que las restricciones por la pandemia exigen un nuevo sistema de accesos. En este sentido, este verano no existirá un abono carné que permita el acceso durante toda la temporada de verano, sino que saldrán a la venta únicamente entradas sueltas y un bono de 20 accesos.

Tal y como se ha explicado desde el Consistorio, «no existen certezas ni garantías sobre las condiciones de apertura o el nivel de aforo que se vaya a exigir dentro de las piscinas municipales», de modo que con este nuevo sistema de accesos se permitirá una mayor flexibilización en la entrada de usuarios, a la espera de una posible apertura que podría llegar en julio, si los datos epidemiológicos lo permiten.

Importantes rebajas en el precio

La modificación de las tarifas ha traído consigo, eso sí, una importante rebaja con respecto a las entradas y al bono. Concretamente, las entradas diarias tendrán un precio de 2 euros los días laborables y de 3 euros los domingos o festivos. Se produce una rebaja que alcanza el 50% si tenemos en cuenta que en la campaña de 2019 estos precios eran de 4 y 5 euros respectivamente. Por otro lado, el bono de 20 accesos costará 20 euros para el público general y 10 euros para los usuarios menores de 14 años. Esta rebaja también es considerable si se tiene en cuenta que en 2019 existía el bono de 10 accesos a un precio de 30 euros (mayores de 14) y de 20 euros (menores de 14 años).

La modificación de la ordenanza ha sido aprobada con el voto favorable de todos los grupos municipales, si bien desde el PSOE se ha criticado «la tardanza» a la hora de aprobar esta medida. Por su parte, desde el gobierno local se ha avanzado que próximamente se dará a conocer la normativa vigente con las propuestas de aforo, los turnos que sean necesarios y las entradas y salidas al recinto para garantizar la seguridad de los usuarios. «Sabemos que vamos mal de tiempo, pero hasta el momento planificar las cosas en las circunstancias en las que estamos no es fácil, no sabemos lo que va a pasar mañana ni dentro de un mes», señaló el portavoz de IL, Juan Carlos Rodríguez.

Mejoras en las instalaciones

Tal y como se dio a conocer recientemente, entre las principales novedades para este verano se ha llevado a cabo una inversión de unos 4.000 euros para la modificación de los vestuarios, con el objetivo de evitar que las personas que entren y salgan de los mismos, puedan coincidir. También se ha procedido a la mejora y cuidado del césped, además de la sustitución de varias tuberías que daban problemas, con una inversión cercana a los 36.000 euros.