Fecha: 31 marzo, 2021

Tras las mociones presentadas por el PSOE y el PP, se acuerda solicitar a la Junta una «adecuada financiación», así como instar a los miembros de la Mancomunidad para que impulsen su funcionamiento de forma urgente

El pleno ordinario de marzo del Ayuntamiento de Laguna de Duero, celebrado este martes, abordó, entre otros asuntos, el debate sobre la puesta en funcionamiento de la Mancomunidad de Interés General Urbana de Valladolid y alfoz. Por una parte, del grupo socialista presentaba una moción con la que reivindicaba una «adecuada financiación» de esta entidad, creada en febrero de 2020. Los socialistas reivindicaban a la Junta «el cumplimiento de sus compromisos» con esta entidad de la que forma parte Laguna de Duero junto con otros 24 municipios vallisoletanos.

Según explicaron los socialistas, “se está produciendo una “falta de financiación por parte de la Junta, lo cual supone nuestra principal preocupación como municipio miembro de la MIG”. “En 2020 los presupuestos de la Junta destinados a la mancomunidad se redujeron a la mitad. 165.000 euros son claramente insuficientes para dar respuesta a las necesidades de 25 municipios”, afirmaban. Por ello desde el PSOE instaban “a que la Junta cumpla con sus compromisos de financiación con la Mancomunidad, financiando no solo lo ya comprometido y no pagado, asumiendo los gastos que garantice el funcionamiento de la MIG a largo plazo”. La moción de los socialistas fue aprobada con todos los votos a favor salvando las cinco abstenciones de los concejales del grupo popular.

Por otra parte, desde el Partido Popular se presentó una moción instando, por su parte, al presidente de la Mancomunidad, Óscar Puente, que «ponga en marcha» la Mancomunidad, «realizando las gestiones necesarias para el normal funcionamiento de la misma para así poder concurrir a la convocatoria de subvenciones de la Junta». En este sentido, los populares mostraron su “malestar” por el “escaso” impulso que se ha llevado a cabo en la misma después de un año de su creación.

Tal y como señalaron desde el PP, “el pasado año la Mancomunidad no pudo concurrir a la convocatoria de subvenciones realizada por la Junta, la cual finalizaba el 14 de agosto. En esa fecha la entidad no cumplía con los requisitos que se exigían, ya que en los casi siete meses desde que se inscribió oficialmente en el Registro de Entidades Locales, el presidente no realizó las gestiones necesarias para poder hacerlo”. Según afirman desde el PP, “esta falta de interés repercute negativamente en los servicios que desde la Mancomunidad podríamos prestar a nuestros vecinos”.

Durante el debate de la propuesta, PSOE y PP se acusaron mutuamente de presentar sus mociones «con fines políticos». Sin embargo, se llegó al acuerdo de someter a votación la moción de los populares instando «no solo al presidente de la MIG, sino también a los 24 alcaldes restantes», a impulsar urgentemente el funcionamiento de la misma. De esta manera, la propuesta fue aprobada por unanimidad. Desde otros grupos como Independientes por Laguna, Ciudadanos, IU-Podemos o Vox, se subrayó la importancia de que «un proyecto tan positivo para los vecinos no se eche a perder por diferencias políticas».

En la imagen, representantes de los grupos políticos de Laguna de Duero en la sesión de constitución de la Mancomunidad, en febrero de 2020 (Fotografía del Ayuntamiento de Valladolid)