Fecha: 15 octubre, 2015

El municipio dejará de verter sus aguas al río Duero gracias a esta nueva planta de bombeo, siendo la EDAR de Valladolid la que se encargará de la depuración de las aguas .

Con el nuevo acuerdo entre el Ayuntamiento de Laguna de Duero y el Consistorio de la capital aún por firmar, se ha inaugurado la nueva estación de bombeo de aguas residuales hacia la estación de Valladolid. Hay que recordad que los primeras pruebas de bombeo para la depuración de aguas residuales en el municipio ya comenzaron a finales de agosto, en lo que hasta ahora ha sido un periodo de prueba. A este “corte de cinta” han acudido entre otros el alcalde de Laguna de Duero, Román Rodríguez, Francisco Barbillo, concejal de Urbanismo de Laguna de Duero , Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, José Manuel Jiménez, Director General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Junta, Óscar Puente, alcalde de Valladolid. A esta comitiva de autoridades también ha querido sumarse el anterior edil de Laguna de Duero, Luis Mínguela, así como los líderes de las formaciones de IU, LSSS, y ciudadanos,  Jesús Salamanca, Jesús Sáez y Tomás Álvarez respectivamente.

El primer edil ha señalado en esta inauguración oficial que «la depuración de aguas ha sido una prioridad del equipo de gobierno desde el primer día de esta legislatura, quisiera recordar que desde el 1 de septiembre ya se han estado haciendo las primeras pruebas. Ha sido un objetivo común con el PSOE e IU que gobiernan en el Ayuntamiento de Valladolid, con el que hay una buena sintonía ya que el PSOE también gobierna con IL en Laguna y » . El alcalde de Laguna de Duero también quiso agradecer la «apuesta de la Junta de Castilla y León con la inversión realizada en esta nueva estación».

A falta del acuerdo definitivo por parte de los dos ediles, el municipio de alfoz dejará con ello de verter sus aguas residuales al río Duero, acción que durante varios años le ha costado el pago de un canon por esta contaminación. Aún se desconoce cuál será el coste para el vecino de este nuevo servicio, algo que Rodríguez ha querido dejar claro afirmando que “desde este ayuntamiento hemos trabajado con un objetivo claro: que a un vecino de Laguna de Duero le cueste lo mismo que a un vecino de Valladolid».

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quiso agradecer al ayuntamiento de Laguna de Duero por esta colaboración y manifestó que «venimos a inaugurar una obra que tiene que servir para dignificar la política y que sirve para aprovechar los servicios que existen”. Es una obra que ahonda en el compromiso que tenemos con el medio ambiente», puntualizó.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, suscribió las palabras de los dos alcaldes, detallando los 8.700.000 euros que ha costado poner en marcha el proyecto. «Las aguas del alfoz de Valladolid tienen que estar depuradas y con estas obras y otras que quedan en otros municipio llegaremos al 100% de lo que nos pide la Unión Europea», señaló el consejero. Un Suarez-Quiñones que no quiso finalizar su intervención con unas claras palabras «que sepan los vallisoletanos que no va  a ver colores en la gestión».

La nueva EBAR

La nueva estación de bombeo de aguas residuales (EBAR), cuenta con tres bombas de envío,  conectadas hacia la planta vallisoletana. A ella van a parar todas las aguas residuales del municipio, a excepción de las procedentes del sobrante del lago y de los regantes, que esas al tratarse de agua limpia seguirán vertiéndose al río Duero. Para conocer la cantidad de agua que es enviada hacia la EDAR, tanto Valladolid como Laguna de Duero tendrán sus contadores de entrada y salida de agua en función de los metros cúbicos a depurar.

Comisión Europea

El pasado mes de junio Laguna de Duero recibía una petición desde Bruselas, a colación de los anteriores vertidos al río Duero,  que solicitaban agilizar la puesta en marcha de la depuración de aguas, afirmando que “el problema era mayor de lo que se pensaba”.

A partir de ese mes de Junio se pusieron en marcha de nuevo las negociaciones con la capital, así como la intención de que el emisario y la OCA (revisión técnica de un centro de transformación) pudieran tener suministro eléctrico lo antes posible. Fue finalmente en agosto cuando se hizo realidad esta necesidad para comenzar con el bombeo de aguas residuales hasta la estación de Valladolid.

Hay que recordar que la puesta en marcha de la depuración de aguas se ha visto en los últimos años retrasada, sobre todo cuando en 2012 y con las obras muy avanzadas la empresa encargada de las mismas se fue a la quiebra.  Tras varios procedimientos administrativos una nueva empresa volvió a iniciar las labores en 2013, calculando que estarían completas en 2014. Sin embargo, se sucedieron algunos retrasos hasta que finalmente en este agosto de 2015 la depuración de aguas residuales en Laguna de Duero es un hecho,  algo que acaba por cerrar esa gran carga contaminante.