Laguna de Duero, lugar tradicional de paso del ganado trashumante durante siglos

Hasta tres cañadas que comunican diferentes rutas a nivel nacional confluían en el municipio, cuya zona de pastos de Prado Boyal era reconocida por su gran fertilidad

Los pastos de la actual zona de Prado Boyal fueron, durante siglos, un recurso minuciosamente explotado por los vecinos de la aldea de Laguna, llegando a contar con privilegios reales, generando múltiples beneficios y sirviendo de sustento para miles de cabezas de ganado que recorrían, año a año, el pueblo, en la práctica de la trashumancia. Debemos remontarnos al período de la reconquista y las repoblaciones -a partir del siglo XI- para entender el origen de una cría de ganado que debía ser capaz de moverse al lado de los ejércitos a causa de las constantes incursiones enemigas. Posteriormente, con el fomento de la agricultura, la oveja se convertiría en un patrón de intercambios, al tiempo que los propietarios del ganado lanar vieron incrementada su riqueza.

Ello ocasionó un incremento del número de cabezas de ganado que originaba continuos enfrentamientos por los pastos, pasos y cursos de agua, entre los distintos concejos, al chocar además agricultores y ganaderos, lo que ocasionó la asociación de los ganaderos (denominadas mestas en Castilla), para defenderse del pago de aranceles por el paso y uso de los pastos del ganado en sus desplazamientos.

Así, siendo necesario coordinar esta actividad y observando la rentabilidad que suponía la percepción de aranceles por el paso de los ganados, Alfonso X el Sabio fundó, en 1273, el Honrado Concejo de la Mesta, recogiendo muchas de las funciones que desarrollaban las mestas creadas anteriormente: señalando las rutas o cañadas, velando por el respeto a las mismas, resolviendo los litigios o protegiéndose de cualquier agresión. Los senderos usados para el paso de estos animales pasaron a denominarse vías pecuarias, es decir, caminos que unían lugares para llevar el ganado a mejores pastos aprovechando el clima de la montaña en verano y zonas templadas en invierno.

Concretamente, por Valladolid transcurrían tres Cañadas Reales, la Leonesa Occidental, la Real Burgalesa -con dos trayectorias diferentes- y la Leonesa Oriental. Y en lo que respecta a la aldea de Laguna, por nuestro actual municipio discurrían tres veredas que finalizaban en los descansaderos existentes junto al antiguo casco urbano, las cuales han permanecido en el tiempo, dando actualmente nombre a las calles de la población que las ocupa, o a los caminos rurales que actualmente continúan su mismo trazado en el extrarradio.

Estas tres son conocidas como la Cañada de la Nava, la Cañada de Las Lobas y la Cañada de la Arboleda. Los descansaderos finales de estas tres cañadas o veredas se enlazaban entre sí, por medio de una colada de 12 metros que los unía y finalizaba en el Prado Bueyal, los prados que bordeaban por su parte norte a la laguna, ocupando los actuales parque de Valladolid y la totalidad de la barriada de Prado Boyal. Otra reminiscencia del antiguo trazado de las cañadas reales está presente en la denominada calle Aragoneses, cuyo nombre se debe a que unía el paso entre Zamora y Zaragoza a través de este enclave.

Pastos con privilegio de Juan II

Los pastos de Prado Boyal llegaron incluso a estar protegidos en una carta de privilegios confirmada por Juan II en el año 1442. El prado, propiedad del concejo vecinal, y su uso estaba regulado mediante el nombramiento de un guarda de ganados mayores y menores, adjudicado cada año en remate público. Desde el 29 de septiembre hasta el 1 de mayo el prado quedaba vedado para recuperarse hasta la siguiente temporada. Se arrendaban entonces los pastos de invierno, en los eriales del término municipal, admitiendo a ganaderos de otros municipios. A pesar de todo, los pastizales de Laguna estuvieron siempre escrupulosamente protegidos por sus vecinos, quienes protestarían, allá por el año 1787, al ver sus pastos menguados con la llegada de toros de lidia utilizados en la feria de la capital vallisoletana.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

de nuestra política de cookies.

ACEPTAR