Fecha: 6 abril, 2020

La empresa lagunera Biotec Médica ha tenido un papel relevante a la hora de gestionar un pedido de 100 respiradores, cuyas 35 primeras unidades llegaron este sábado desde Estados Unidos tras un viaje lleno de dificultades

La anticipación ha sido el factor clave que ha permitido la llegada de respiradores a Castilla y León. Así lo afirman los responsables de Biotec Médica, la empresa lagunera que ha colaborado, codo con codo, con Sacyl, para recibir un pedido realizado hace ya más de tres semanas a una empresa estadounidense. Después de muchas dificultades y vicisitudes, la primera parte del pedido, 35 de los 100 aparatos encargados, llegaban en la madrugada de este sábado a Laguna de Duero. Desde nuestro municipio se trasladarían inmediatamente al hospital Río Hortega para su distribución por los hospitales de toda la región.

Tal y como narra Antonio Nieto, uno de los socios fundadores de la empresa lagunera, “Castilla y León fue de las primeras comunidades de España que anticiparon la importancia que iban a tener los respiradores”. Con más de treinta años de experiencia y un equipo formado por una docena de personas, la empresa lagunera trabaja habitualmente para Sacyl, con lo que desde la Junta se les encargó, en los primeros momentos de la crisis sanitaria, hacer un pedido de 100 unidades de estos aparatos. “Gracias a esa prontitud hemos sido de los primeros en España en poner en pedido una compra a una empresa americana. Fue antes de que empezasen las complicaciones a la hora de conseguir ventiladores, los cuales ahora son prácticamente imposibles de adquirir”, apunta Nieto.

Tal y como señala a Laguna al Día, al haber realizado el pedido con tanta antelación, y a pesar de la Ley de Protección Estatal del gobierno Trump, los americanos han considerado justo que el pedido saliese para España. Ha influido, y mucho, la intermediación realizada a través de la embajada de España en Estados Unidos y de la Junta, que “ha defendido activamente la llegada de este pedido desde sus niveles más altos”. “Ha sido todo muy complicado, incluida la logística, ya que no existían vuelos comerciales sino de mercancías, así que trazamos una ruta a Ámsterdam; en algún momento parecía directamente imposible conseguirlo”, señala Nieto.

Pese a tratarse de un producto vital y muy demandado por muchos países, Sacyl espera recibir la segunda parte del pedido en los próximos días, ya que la empresa norteamericana se ha comprometido a completarlo, además de atender a su mercado propio. En este sentido, la fábrica ha aumentado su producción, aunque la demanda “ha crecido mucho más”.

Tras la llegada del pedido el sábado, desde la Junta se ha reconocido la labor de la empresa lagunera a la hora de hacer posible este envío. En este sentido, desde Biotec Médica reconocen que “no ha sido una transacción comercial clásica, hemos hecho un seguimiento continuo y les hemos transmitido la importancia de este pedido para muchos pacientes, involucrándonos bastante todo el equipo”. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, subrayaba que “el traslado ha sido dificultoso, pues han parado al convoy en aduanas mucho tiempo y en varias ocasiones, principalmente en Francia y España”. Pese a todo, Casado transmitía tranquilidad afirmando que, en materia de respiradores, Castilla y León “no está en situación límite, y si se produce un aumento de casos que lo requieran se podrá dar respuesta”.

Casado garantizó además que Castilla y León tiene garantizado el abastecimiento de EPIS y dispone de más de 2.000 kits de pruebas de PCR “suficientes para cubrir la demanda”, si bien esta semana “se recibirán más que se han comprado”. De ellos, el 25 por ciento se dirigirán a hospitales y el 75 restante, a Atención Primaria y el sector sociosanitario. También informó de que Castilla y León no había adquirido productos sanitarios en Turquía en el avión que el país otomano ha retenido: “Nos dimos cuenta hace unos días de que estaba empeorando la situación allí y de que probablemente se quedarían con el material. Nosotros no hemos invertido ni un euro en ese avión. No nos han requisado ningún material y esperemos que lleguen los 65 respiradores restantes. Todo lo que nos llega está controlado y pagado”.

Por el momento, de los respiradores que han llegado se han distribuido nueve entre los hospitales de León, Salamanca, Soria y el Río Hortega e Valladolid, entre otros, a los que se suman tres ecógrafos y tres equipos de rayos X portátiles para Aranda , Bierzo y Ávila. Por su parte, la empresa lagunera Biotec Médica continúa a la espera del resto de los equipos y realizando otros pedidos de protección. “Son días de mucho trabajo, pero está siendo muy gratificante”, concluyen.