Fecha: 16 abril, 2022

El municipio se ha volcado en el homenaje celebrado este sábado en el Parque de Los Scouts, justo cuando se cumple dos años del asesinato del joven 

Laguna de Duero amanecía la mañana del 16 de abril de hace dos años con la noticia de un terrible suceso a orillas del emblemático lago del municipio. David Hernández era hallado sin vida tras ser asesinado por unos culpables que hoy, dos años después, continúan en libertad sin ser detenidos. El caso aún se encuentra bajo secreto de sumario, la investigación continúa avanzando y la Guardia Civil ha asegurado a la madre de David que el caso se va a resolver.

Más de un centenar de personas se han dado cita pidiendo justicia por David Hernández, a las 12:00 horas de la mañana de este sábado en el Parque de Los Scouts de Laguna de Duero. Familiares, amigos y vecinos de la localidad han querido recordar el suceso para que no se olvide y se continúe investigando quienes fueron los asesinos del joven de 18 años. Su madre, Lorena Sánchez, visiblemente emocionada ha querido dedicar unas palabras de recuerdo: «Lo que más recuerdo de él es su sonrisa. Desde muy pequeño fue muy ayudante con sus hermanos y eras una persona muy risueña». Además ha querido terminar su discurso agradeciendo al municipio su apoyo y con una emotiva frase: «David siempre me decía que, como madre, me merecía todas las estrellas del cielo. Ahora mi estrella del cielo es él».

Lorena Sánchez, madre de David, persigue el objetivo de que el caso no caiga en el olvido, se resuelva, y los asesinos de su hijo, que por aquel entonces tenía 18 años, sean detenidos para hacer justicia de lo ocurrido. En declaraciones para Laguna Al Día, Lorena Sánchez ha señalado que «este año está siendo bastante más duro porque no me van a devolver a mi hijo pero sigo con fuerzas para luchar por él. La concentración ha demostrado que el pueblo está unido y clama justicia por David». Respecto a la futura detención de los asesinos de su hijo, Lorena, su madre, ha querido puntualizar: «Solo espero que llegue ese momento para poder descansar un poco la mente, ya que mi corazón jamás volverá a ser el mismo pues me falta un trocito de mi».