En un bando municipal, se recuerda la obligatoriedad de usar las mascarillas, garantizar la distancia mínima de seguridad y la limitación de los encuentros sociales a un máximo de diez personas, donde queda prohibido el afamado “botellón”

El Ayuntamiento de Laguna de Duero ha emitido un bando municipal para adoptar diferentes medidas ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, y ante la suspensión de las Fiestas Patronales de 2020.  Entre los principales puntos, está el cierre de las peñas para evitar la concentración de personas en los locales por peligro de transmisión del virus. “Por el bien de todos y todas, y por la seguridad de cada uno apelamos a la responsabilidad individual para intentar seguir manteniendo Laguna de Duero, libre de contagios” dicta el bando.

Otro de los puntos importantes es la prohibición de los botellones y el consumo de alcohol en la vía pública. A estas medidas se suma la obligatoriedad del uso de la mascarilla y la exigencia de mantener la distancia de seguridad. También se establece que el horario de cierre de los establecimientos será de la 01:00 horas como máximo, sin que se puedan admitir nuevos clientes desde las 00:00 horas.

Como en el resto de la geografía española, también se recuerda como no se podrá fumar en la vía pública o al aire libre- terrazas inclusive- si no existe una distancia interpersonal mínima de dos metros. Relativo a las terrazas, estas deberán mantener la distancia mínima de 1,5 metros entre mesas, con un máximo de 10 personas por mesa.

En lo relativo a los encuentros sociales, foco de los principales focos de contagio en las últimas semanas, se recomienda a la ciudadanía la limitación de encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable, estableciendo también aquí un máximo de 10 personas.