Fecha: 22 enero, 2015

Según los datos del INE, la capital y la mayoría de municipios vallisoletanos pierden vecinos, mientras que Laguna es la séptima localidad que más crece en número de habitantes a la sombra de Arroyo, que ha ganado 11.800 empadronados desde 2004

La provincia de Valladolid ha ganado, en términos generales, 18.000 habitantes en los últimos diez años. Mientras que en la capital se ha producido una sangría con la marcha de 14.800 vecinos -una tendencia que también se produce en pueblos pequeños- otras localidades del alfoz como Arroyo, Zaratán o Laguna han visto crecer sus censos. Esa es la dinámica que se desprende de los datos del INE de enero de 2014, publicados recientemente. El balance entre 2004 y 2014 deja a Laguna con 2.159 vecinos más, siendo la séptima localidad que más ha crecido en número de habitantes de la provincia. No obstante, debemos recordar que el municipio cuenta con más habitantes, sin que se pueda especificar la cuantía total, si tenemos en cuenta la cifra de no empadronados.

El crecimiento de Laguna se ve eclipsado por el de otros municipios como Arroyo, que ha ganado nada menos que 11.800 empadronados, pasando en diez años de 5.700 a 17.572 vecinos. Por delante también queda Zaratán, con 3.900 habitantes más, La Cistérniga, que ha ganado 3.300 o Aldeamayor de San Martín, con 3.000 más. Otros municipios que han superado a Laguna en su crecimiento son Renedo de Esgueva y Tudela de Duero, con aproximadamente 2.200 vecinos más en el mismo periodo. A pesar de las diferencias en el crecimiento, Laguna sigue siendo el pueblo más poblado después de Valladolid, con 22.555 habitantes en su haber, seguido de cerca por Medina del Campo, con 21.274. Mientras tanto, y con un crecimiento rápido, Arroyo amenaza con convertirse en un gigante del alfoz con un total de 17.572 censados.