Fecha: 4 septiembre, 2015

Arranca el periodo de pruebas, que durará 15 días y servirá para poner a prueba todos los mecanismos del nuevo sistema. Tras ello se inaugurará oficialmente la depuración a principios de octubre

Laguna ha empezado a enviar sus aguas residuales a la Estación Depuradora de la capital. Tal y como se ha informado desde el Ayuntamiento, el lunes empezaron los trabajos para bombear, pasando por poner en marcha la conexión eléctrica y el transformador, así como revisar todos los sistemas tanto en Laguna como en Valladolid. A partir de este momento comienza un periodo de pruebas que durará 15 días, durante los cuales se establecerá una vigilancia diaria para comprobar que todos los mecanismos funcionan correctamente. Tras esto, está previsto que a principios de octubre tenga lugar una inauguración oficial del nuevo sistema de depuración.

Según el concejal de Urbanismo, Francisco Barbillo, «esta era una de las prioridades de este equipo de gobierno, pues sabían que la Unión Europea estaba pendiente de su puesta en marcha y era un proyecto necesario por el volumen de habitantes de nuestro municipio». Tal y como ha confirmado Barbillo, aún sigue vertiéndose algo de agua al río Duero directamente, si bien «se trata de mucho menos volumen y es correspondiente al sobrante de agua de la laguna y los almorrones, es decir, agua limpia». El Consistorio incide en que «en caso de lluvias o tormentas el agua se vertirá al río por esta vía «produciéndose un ahorro, ya que no se pagará por la depuración de este caudal».