Más de un millar de personas han participado este domingo en una multitudinaria manifestación que ha culminado con la lectura de un manifiesto contra este tipo de actos.

Centenares de personas han encabezado este domingo una multitudinaria protesta que ha servido para condenar los actos de envenenamiento de perros que han tenido lugar recientemente en el municipio. La cita -cuya convocatoria ha ganado repercusión gracias al apoyo, en redes sociales, de personalidades públicas como el humorista José Juan Vaquero, entre otros artistas- arrancaba puntual, a mediodía, desde el Parque de Valladolid, escoltada por la Policía Local.

Esta estaba coordinada y organizada por los miembros de la plataforma vecinal creada a raíz de los casos acontecidos el pasado mes de enero, cuando al menos un perro resultó envenenado y cuando se encontraron varias salchichas con agujas clavadas en diversos puntos de la localidad. Para los miembros de esta plataforma, estos sucesos solo son “la gota que colma el vaso” de “muchos otros intentos de envenenamiento e intoxicación que se han ido produciendo tiempo atrás”.

La repulsa por estos acontecimientos se hacía palpable a través de diversas pancartas en las que podía leerse, entre otros eslóganes, ‘¿Y si el próximo es él?’ haciendo referencia a los niños y al potencial peligro de envenenamiento a través de estas prácticas. A través de proclamas como ‘El veneno está en el alma de quien envenena’ o ‘Fuera veneno de nuestras calles’ la comitiva recorrió las principales arterias del municipio para terminar en la Plaza Mayor, donde se procedió a la lectura de un manifiesto en el que se denunció el envenamiento de Duna, la cual falleció el pasado 8 de enero. “Nos gustaría que esa persona llegara a empatizar con el sufrimiento de los animales y la tristeza y la rabia que sufrimos todos nosotros”, señalaron en su expositivo, destacando que “las vidas de estos animales son igual de importantes que las nuestras”.

Para finalizar el acto, se hizo entrega de los 480 euros recaudados a través de la plataforma organizadora de la protesta, a Defensa Animal Laguna, cuya representante, Gracia González, señaló que “tenemos que seguir luchando por nuestros perros” e insistiendo en la importancia de censar estas mascotas. Asimismo se hizo entrega de los 152 euros reunidos gracias a la empresa lagunera Luel Digital, siendo todo este dinero destinado a costear los veterinarios de los animales refugiados en la protectora local.

En la protesta participaron representantes de prácticamente todos los grupos municipales, así como el propio alcalde, Román Rodríguez. Desde el Ayuntamiento se ha insistido recientemente en que “tanto la Policía Local y la Guardia Civil están haciendo una vigilancia más exhaustiva de las zonas donde se hallaron las salchichas”, así como “limpiezas en los jardines de las zonas afectadas con cierta periodicidad”. Recientemente el Consistorio buzoneó asimismo una nota informativa para apelar a una conducta cívica en todos los sentidos y disuadir a los causantes de este tipo de actos.