Laguna ahorrará 560.000 euros al año con el nuevo convenio de depuración de aguas

Laguna ahorrará 560.000 euros al año con el nuevo convenio de depuración de aguas

Tras dos años de negociaciones, el Consistorio de la capital acepta además dejar de ingresar cerca de un millón de euros del antiguo convenio, mientras que la deuda emitida será abonada a través de un plan de pagos fraccionado

El nuevo convenio del ciclo urbano del agua permitirá al Ayuntamiento de Laguna de Duero ahorrar hasta 560.000 euros al año, tal y como ha anunciado el equipo de gobierno durante su aprobación, en pleno extraordinario, este martes. El acuerdo, que fue adoptado el pasado 30 de junio con el Ayuntamiento de la capital y los de Arroyo de la Encomienda, Zaratán, Simancas y La Cistérniga, deroga el aprobado en 2010, y supone, según el gobierno local, “una opción justa, ya que garantizará que ningún ciudadano del alfoz pague más ni menos por la depuración que uno de Valladolid”.

El convenio, que ha sido aprobado con los votos a favor de todos los grupos políticos, salvo LSSP, que se ha abstenido, es, según el teniente de alcalde, Juan José Tomás-Biosca, el fruto de casi dos años de negociaciones. “Venimos demandando que en este nuevo convenio el cálculo del coste de metro cúbico depurado no se hiciera en base a lo facturado por el Ayuntamiento de Valladolid, como se hacía en el convenio de 2010, sino en base al total de metros cúbicos depurados”, señala Biosca, quien afirma que, tras varias reuniones, el Consistorio de la capital asumió este planteamiento y consideró correcto que “el coste del metro cúbico en lugar de fijarse en 0,30 euros/m3 fuera de 0,1259 euros/m3”.

“De seguir aplicándose el antiguo convenio el resultado sería que el coste por depuración para nosotros excedería en mucho más del doble del soportado por Valladolid”, apunta el equipo de gobierno, que confirma que el municipio tendrá que pagar los costes directos e indirectos, así como costes de estructura, gastos de gestión, amortizaciones y de alcantarillado, si bien “no pagamos sobre el total sino la parte proporcional derivada de nuestro envío de caudal de agua a depurar”. “Lo justo es dividir los costes totales por el total de metros cúbicos que se depuran en la planta y pagar en función de la cantidad aportada”, defiende Biosca.

Según el equipo de gobierno, también se tendrán en cuenta algunos ingresos, como la venta de energía eléctrica de la planta, en función del caudal aportado. “En resumen, y aunque a algunos les cueste admitirlo, mostramos nuestra más absoluta satisfacción con el resultado obtenido, simplemente por justo”, afirma Biosca, que insiste en que “alcaldes de distintos colores políticos nos han felicitado por el trabajo realizado”. Según el gobierno local, “la depuración afecta al interés general de todos”, y por ello ha instado a la oposición a “dejar de oponerse a todo y criticar y echar una mano para que los resultados sean lo mejor posible para todos”. “Esto supone un ahorro de 560.000 euros al año, 2.240.000 euros que dejamos de gastar en cada legislatura”, ha destacado el equipo de gobierno.

Cerca de un millón de euros de ahorro de la deuda basada en el antiguo convenio

Biosca afirmó que el equipo de gobierno se encontró el antiguo convenio “firmado en unos términos sumamente gravosos como consecuencia de una presión política al entonces alcalde, al que no le quedó más remedio que firmarlo”. Señaló además que, desde el primer momento, se iniciaron negociaciones para intentar una modificación del mismo, a sabiendas de “la dificultad que ello entrañaba desde un punto de vista jurídico”.

Entre otros puntos, se propuso en su momento modificarlo para que “se produjeran pagos, por una sola vez, proporcionales al uso que Laguna de Duero hacía de las instalaciones” y se tuvieran en cuenta las amortizaciones técnicas en proporción a la intensidad del uso que se haga del servicio.

Según el equipo de gobierno, fruto de esta adenda, “se ha considerado la figura de la prestación de servicio que se planteó en su momento”, lo que significa que el Ayuntamiento de Valladolid ha dejado de ingresar del antiguo convenio un total de 907.505 euros, una cantidad que se suma al ahorro del Consistorio de Laguna. “Esta es la razón por la que este equipo de gobierno ha dado por bueno el resultado de la negociación y el motivo por el que consideramos que no procede acudir a la administración de justicia”, afirman desde el gobierno local.

Plan de pagos para la deuda pendiente

Tal y como ha informado el equipo de gobierno, la deuda que existe entre el Ayuntamiento de Laguna y el de la capital –que corresponde al último cuatrimestre de 2015 y a 2016 y suma un total de 1.119.392 euros- será abonada a través de un plan de pagos fraccionado en tres cuantías.

Un convenio “con mejores condiciones”, según la oposición

La mayoría de los grupos municipales ha afirmado, con matices, que el nuevo convenio contempla mejores condiciones que el anterior. Desde Ciudadanos, Tomás Álvarez señalaba que este acuerdo “es más ventajoso que el de 2010”. Mientras, desde IU-LEM, Jesús Salamanca afirmaba que “el convenio es justo”, si bien se mostraba algo más crítico al apuntar que “lo verdaderamente encomiable es el paso que ha dado Valladolid a la hora de recuperar la gestión pública del agua”, apostillando que “tanto PP como IL firmaron el anterior convenio, y por responsabilidad política deberían pedir perdón y presentar su dimisión”, incluso llegando a pedir al PSOE que “rompa el pacto de gobierno”.

Por su parte, el portavoz del PP, Luis Minguela, afirmó que “este convenio mejora un poco las condiciones”, explicando que “el antiguo fue el mejor que podíamos conseguir”. Según Minguela, “hay que recordar que en su momento el Ayuntamiento de Laguna no pagó ni un euro por el colector con el anterior convenio”. Jesús Sáez, de Laguna Sí Se Puede -único grupo que se abstuvo durante la votación- reconoció que “el convenio mejora el anterior, aunque era difícil no hacerlo”, y declaró su disconformidad con algunos puntos agregando que “deberían negociarse ciertos aspectos, pues faltan flecos y estaba claro que en ningún caso se iba a pagar la totalidad de la deuda”. Tanto PP como LSSP protestaron al señalar que el acuerdo “considera acreedor prioritario” al Consistorio de la capital.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

de nuestra política de cookies.

ACEPTAR