Fecha: 6 septiembre, 2021

Las patatas beicon-queso, hamburguesas y cachopos, son los platos artífices de este éxito, donde el cliente puede disfrutar de esta experiencia en un ambiente agradable y amplio.

Arrancaron en 2006 gracias a su pasión por la hostelería. Desde entonces, Dido y Nina han tenido varios establecimientos de hostelería en la capital, hasta que en 2019 apostaron por abrir La Sucursal en Laguna de Duero. “Siempre nos hemos dedicado a este sector ya que es nuestra pasión”. Sus principales reclamos en su establecimiento son sus patatas de beicon – queso con salsa casera, sus hamburguesas de primera o los cachopos. En definitiva, una apuesta por la de calidad y una comida casera elaborada toda en el momento, lo que hace que la oferta gastronómica de La Sucursal sea única en la localidad.

Sus amplias instalaciones y su gran terraza –recientemente renovada y adaptada a todas las medidas sanitarias – hacen de La Sucursal un restaurante donde convive el ambiente familiar y juvenil, que acude para comer bien en un ambiente agradable. Dadas las canciones del local también hacen celebraciones y un rico vermut los fines de semana, donde puedes acompañar tu consumición con unas patatas con huevo frito de tapa.

Próximamente ampliarán su carta con mayor número de productos, que se sumará a su oferta gastronómica con algo diferente e innovador.