Fecha: 31 agosto, 2015

17 años cumple una peña que se vuelca organizando actividades año a año. Tras la fiesta de la espuma de 2014 en esta ocasión se plantean preparar su propia discomovida móvil

Corría 1998 cuando una treintena de chicos y chicas se juntaron, por primera vez, para formar peña en fiestas. Lo hacían sin saber que, 17 veranos más tarde, al menos la mitad de ellos mantendrían la unión y la ilusión a la hora de vivir los festejos de la Virgen del Villar. Aunque en un primer momento mantuvieron su local en la plaza de la Tomatera y la plaza de los Hoyos, tras pasar tres años alquilando caseta por fin se instalaron en su conocida peña de la calle San Juan de la Cruz. Su local se ha hecho célebre, precisamente, por albergar las diversas actividades que cada año se encargan de organizar los jóvenes de Insolentes.

Mientras que el año pasado lograron reunir a cientos de peñistas de todos los colores en la fiesta de la espuma, en esta ocasión la idea gira en torno a una discomovida móvil que dé ambiente a las fiestas por todas las calles y plazas. Sin duda, el hecho de que algunos de los djs más conocidos en el municipio, como Carlos Escalante, formen parte de la peña y sean los promotores de estas actividades, ha tenido peso a la hora de decantarse por la música electrónica en directo.

El objetivo de promover este tipo de iniciativas es “que la fiesta no pare y haya movimiento de la juventud las 24 horas del día, sin ratos muertos”. Muchas son las experiencias que han vivido en Insolentes al cabo de todos estos años en las fiestas, algunos de los cuales han terminado nadando en las aguas del Duero o aventurándose en los pinares al volante de su dumper. Sus tradiciones, como la de participar en los juegos populares o almozar el día 8 en las bodegas del Villar siempre han sido sagradas. Tanto como su fijación por seguir impulsando, de la mano de otras peñas como Vahído o Reskoldo, unas fiestas potentes donde la actitud de los jóvenes sea clave a la hora de divertirse.