Fecha: 18 junio, 2014

Los permisos para la construcción de la sala de Biomasa y la Red de calor fueron aprobados por unanimidad. El Ayuntamiento asegura que los informes técnicos garantizan la seguridad en la obra y el resto al Medio Ambiente y Urbano con las emisiones de las calderas.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Laguna de Duero ha aprobado por unanimidad otorgar las licencias para la construcción del silo y calderas del proyecto Cityfied en Torrelago. Lo ha hecho con los votos favorables de todos sus integrantes: el alcalde, Luis Minguela, y los concejales Teresa Villanueva, José Mingil, Enrique Fernández, Jesús Viejo, Román Rodriguez, Juan José Biosca y Jesús Salamanca.

Se trata esta de una licencia de obra mayor que incluye un plan de seguridad, plan de riesgos laborales y un estudio técnico de las instalaciones, documentos gestionados por la oficina técnica que coordina el arquitecto municipal. Asimismo se ha realizado un informe por parte del jefe de la policía local para la entrada del suministro de astilla durante el periodo de llenado del silo, así como otro informe para gestionar la entrada y salida de los camiones y operarios durante las obras.

La petición de esta licencia se ha hecho por parte de las dos comunidades de propietarios de la Primera y Segunda Fase de Torrelago, no obstante la documentación justificativa se ha hecho en coordinación con la empresa impulsora de la obra, y miembro del consorcio Cityfied, DALKIA. La obra de la instalación tiene varias partes: sala de biomasa (Silo y Calderas); y la Red de Calor; además de la parte tecnologica que conforma el proyecto.

El alcalde de Laguna de Duero, Luis Minguela, ha explicado que «se ha convocado una Junta de Gobierno Local con todos los grupos políticos para que pudieran opinar y conocer los informes de los técnicos municipales, y hay que destacar que se ha hecho un trabajo muy serio y responsable por parte de los técnicos que pueden, en gran parte, aclarar las dudas de algunos de los vecinos». El primer edil también ha aclarado que «las licencias son un acto reglado y están a disposición de todos los interesados que quieran consultarlas».

Por su parte, el concejal de Servicios Urbanos e Infraestructuras, Enrique Fernández, ha indicado que «desde el Ayuntamiento hemos sido muy diligentes con las empresas, en este caso DALKIA, y vamos a estar muy pendientes de las obras. El proyecto Cityfied nos parece muy interesante y las obras una oportunidad de futuro para los vecinos de la urbanización de Torrelago».

Detalles de las obras que ya están en marcha

Los trabajos ya están comenzando en la nueva sala de biomasa y el silo de almacenamiento, que se construirán soterrados de manera que no exista impacto visual sobre el barrio. Se construirá un muro pantalla perimetral de 12 metros de profundidad máxima que evitará la entrada de agua en la sala y que soportará el empuje de los edificios colindantes de manera que no afecte a su estructura. En cuanto a la producción de energía, se realizará mediante tres calderas de biomasa que suman 3,5MW de potencia, ubicadas en la nueva sala de calderas, que estarán apoyadas en momentos puntuales por tres calderas de gas natural que suman 9MW de potencia, situadas en la sala de calderas de la Fase II. Con este fraccionamiento de potencia se espera que la versatilidad y la fiabilidad en el suministro de energía sean máximas.

PlanoSiloSoterrado

Por otro lado, el combustible empleado será astilla suministrada mediante camiones con piso móvil y que realizarán la descarga en horario de mañana, entre la hora de entrada del Colegio y la hora de salida del primer recreo del Colegio. La duración de la operación de descarga tendrá un tiempo máximo de una hora. El tránsito del camión se realizará sobre un vial nuevo adaptado al peso del camión y permitirá su maniobrabilidad. La capacidad del silo dependerá de las condiciones meteorológicas, si bien en el peor de los casos tendrá una disponibilidad de una semana.

Medio ambiente y emisiones

Según DALKIA, las partículas inquemadas en el proceso de combustión de biomasa serán recogidas por un sistema de ciclones ubicados a la salida de las calderas y antes de la chimenea, evitando su salida al exterior. Dichas cenizas serán gestionadas como residuo sin afección alguna a las Comunidades de Propietarios ni los vecinos. Además se ha informado de que se han tenido en cuenta estudios de la Junta de Castilla y León y la Universidad de Valladolid que indican que los niveles en estas instalaciones están muy por debajo de la media autorizada

Contadores individuales

Tal y como informan las empresas que desarrollan el proyecto, se instalará un sistema que permita medir el consumo individual de cada vivienda y principalmente que permita tomar decisiones sobre el control del uso del sistema de calefacción. Así se instalará un termostato inalámbrico en el interior de cada vivienda que estará comunicado con una válvula a la entrada de cada vivienda, lo cual permitirá seleccionar la temperatura de confort en cada momento e incluso en apagado total del sistema, evitando acciones como la apertura de ventanas por exceso de calor. Según afirma DALKIA, «la energía que más ahorra es aquella que no se consume cuando no es necesario». Por ende, se pretende que la acción individual de cada vivienda permita adecuar la producción a la demanda real.