Fecha: 8 julio, 2021

Entre las medidas especiales aprobadas en el Consejo de Gobierno de este jueves, que estarán en vigor durante 14 días, se encuentra asimismo el cierre general de las peñas

La Junta de Castilla y León aplicará, desde este viernes, medidas especiales al interior del ocio nocturno y las peñas con el objetivo de “contener la evolución de la pandemia”. Francisco Igea, vicepresidente de la Junta, ha comparecido este jueves para dar a conocer esta decisión, acordada en el Consejo de Gobierno celebrado esta mañana. El Nivel 1 se mantendrá, en todos los sectores y actividades de la comunidad, siendo estas medidas dirigidas únicamente al ocio nocturno y las peñas, mientras que se sigue recomendando no autorizar la celebración de eventos multitudinarios.

Tal y como se ha anunciado, a partir de este viernes, y ante “el empeoramiento de la situación epidemiológica”, las discotecas y salas de fiesta “no podrán superar en el interior un tercio de su aforo”. Asimismo, no se permitirá el uso de las pistas de baile. El resto de los establecimientos en los que se desarrollen actividades de ocio y entretenimiento, tales como pubs, karaokes, bares especiales y otros, no podrán superar el 75% de aforo en mesas en las salas de hasta 40 clientes, y del 50% en las salas de más de 40 clientes. Dentro del local, en estos establecimientos no se podrá efectuar consumo en barra o de pie, y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas. La máxima ocupación por mesa o agrupación de mesas será de 10 personas. Las terrazas, eso sí, mantendrán las normas como hasta el momento.

Paralelamente, se establece como horario de cierre del interior de estos establecimientos las 2:00 horas como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de la 1:00 horas. Asimismo, las peñas permanecerán cerradas. “Preferimos tener controlada la movilidad con aforos marcados antes de cerrar directamente el ocio nocturno”, ha explicado Igea, quien cree que “se deben reforzar las medidas de prevención fundamentalmente en aquellas actividades en las que se está observando el mayor volumen de contagios”. La medida tendrá una duración de catorce días y será sujeta a revisión, en tanto se va avanzando en el proceso de vacunación.

Igea ha puesto de relieve el aumento de la incidencia de la enfermedad entre personas “de 12 a 29 años”, y ha explicado que propusieron este miércoles al Comité Interterritorial una serie de medidas “sin que el Gobierno Central accediese a ejercer sus responsabilidades”. También hizo hincapié en las inspecciones, denuncias y expedientes impuestos en los locales que incumplan con las medidas sanitarias, avanzando que se incrementarán las inspecciones para garantizar el cumplimiento de las normas.

La Junta de Castilla y León recuerda a todos los ciudadanos que “deberán colaborar activamente en el cumplimiento de las medidas adoptadas en el Acuerdo, y que, en todo caso, los incumplimientos individualizados podrán constituir infracción administrativa. Se establece además que el seguimiento y control de las medidas adoptadas se desarrollará en el marco del Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León (PLANCAL)”. La vigilancia, inspección y control del cumplimiento de las medidas, se explicó, “corresponderá a las autoridades estatales, autonómicas y locales competentes, según el régimen de distribución competencial previsto en la norma aplicable”. Asimismo, se recabará la cooperación y colaboración de la Delegación del Gobierno y de los Ayuntamientos para el control y aplicación de las medidas adoptadas, y se recomienda a las autoridades competentes no autorizar la celebración de eventos multitudinarios dada la actual situación epidemiológica.